Por Patricia Moreno Sánchez

Durante el año pasado se perdieron al menos mil empleos, por el cierre o cambio de actividad comercial de 350 negocios del Centro Histórico, informó José Juan Ayala, presidente de la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico, José Juan Ayala.
Ayala Vázquez, refirió que son varios factores los que influyen en el cierre de negocios, la informalidad, la situación económica, la falta de competitividad, entre los más importantes, pero que finalmente significa que las familias se queden sin su fuente de ingresos.
Refirió que los sectores que sufrieron este impacto negativo, son los sectores de la ropa, zapaterías, tiendas de regalo, ferreterías, electrodomésticos y papelerías. Agregó que en esta situación impacta la alza en las renta de los locales que se han incrementado de forma exponencial principalmente en zonas más comerciales, donde el incremento promedio ha aumentado de 10 mil pesos a 20 y hasta 25 mil pesos. especificó que esto representaba el 10 por ciento de sus ingresos y actualmente, representa el 30 y 40 por ciento, loque representa un incremento en la renta de un 7 por ciento a comparación con años anteriores, cuando se esperaban un incremento de un 3 %.

por último el dirigente empresarial dijo confiar en la palabra de la autoridad municipales para cómo se hizo el compromiso para que en junio sean reubicados el mayor número de comerciantes informales de las calles del Centro Histórico, donde se estiman en mil 500 informales que continúan impactan con una competencia desleal hacia el comercio eatablecido.