Por Ana Ruiz/ Puebla

Un promedio de 750 negocios al mes cerraron en el estado, durante el primer cuatrimestre del año, a consecuencia de las nuevas disposiciones fiscales como la desaparición del Régimen de Pequeños Contribuyentes (REPECOS).

Así lo señaló el vicepresidente de la Red de Franquicias, Francisco Lobato Galindo, quien detalló que de enero a abril se contabilizó el cierre de tres mil pequeños negocios en todo el estado.

Detalló que la mayoría de negocios que quebraron los primeros cuatro meses del año pertenecían al sector de servicios, y preparación de alimentos; mismos que también son los más representativos al interior del estado.

Ante este escenario, que significó la pérdida de al menos nueve mil empleos directos ya que al menos cada unidad económica empleaba a tres trabajadores, el empresario llamó a los diputados federales a analizar el escenario que enfrenta el país.

Preocupó que la desaparición de más negocios fomente la informalidad, principalmente aquellos establecimientos que no se regularizaron.

“Pedimos al Congreso de la Unión que se replantee la reforma fiscal porque en estos meses quedó demostrado que se ha reducido el consumo; además, muchos negocios están regresando a la informalidad”, llamó el empresario.