La seguridad en las inmediaciones de instituciones educativas y en concreto a los planteles de la BUAP se continuará reforzando, aseveró el gobernador Tony Gali tras los reciente hechos en donde estudiantes fueron lesionados al ser atracados en la zona de San Manuel.

El gobernador indicó que aun cuando se ha reducido el índice delictivo, el gobierno no se cruza de brazos y por el contrario cerrará el paso a los delincuentes provenientes de otras entidades del país.

El jefe del ejecutivo estatal indicó que la estrategia de seguridad se aplica mediante el programa Escudo Zaragoza, con patrullajes permanentes y el sobrevuelo del helicóptero durante el ingreso y salida de escolares.

Refirió que así como en la capital poblana y zona conurbada se han intensificado los trabajos de vigilancia, continuarán los operativos del Ejército y policías en el llamado Triángulo Rojo para el combate frontal a los huachicoleros.