+ Luego de que dos de cuatro elementos de la Gendarmería fueron retenidos por presuntos pobladores de Palmar de Bravo

El secretario de Seguridad Pública, Jesús Rodríguez Almeida, descartó que los cuerpos de seguridad del estado y federal estén rebasados por los chupa ductos y vendedores de combustible que operan en Puebla.
A unas horas de que dos de cuatro elementos de la Gendarmería fueron retenidos por presuntos pobladores de Palmar de Bravo, cuando realizaban un operativo, Rodríguez Almeida, reconoció que tuvieron que actuar para rescatarlos.
Sostuvo que personal de la Procuraduría General de la República realizó un cateo en la zona de Palmar de Bravo, con el apoyo de elementos de la Gendarmería, lo que generó el descontento de algunos pobladores que presuntamente se dedican a la venta de combustible obtenido en forma ilícita.
Uno de los policías, para espantar a la multitud disparó al aire en dos ocasiones, lo que provocó aún más el malestar de los habitantes.
Esta situación obligó a los cuerpos de seguridad del estado y de la federación, incluido el Ejército Mexicano, actuar para rescatar a los gendarmes.
El titular de Seguridad Pública, dejó en claro que todos los días realizan operativos en coordinación la federación para combatir este delito.
Entre las acciones que ha emprendido se encuentra el aseguramiento de más de 15 unidades a la semana, y hasta 30 mil litros de combustible y ente 5 y 10 personas detenidas.