• El conductor de la unidad 42 de la ruta 67 chocó contra una camioneta de transporte público.
• Se presume que el chofer de la ruta 67 se encontraba borracho e iba distraído con una mujer que lo acompañaba.

Odilón Larios Nava. – La imprudencia de un conductor de la ruta 67 dejó un saldo de ocho muertos y tres lesionados en Nenetzintla en el municipio de Acajete. Presumiblemente el chofer se encontraba borracho e iba distraído por una mujer que lo acompañaba, lo que habría hecho que invadiera carril contrario y se impactara de frente contra una camioneta tipo Urvan del transporte público que va de Nenetzintla a Tepeaca, también del transporte público, en donde viajaban todas las víctimas de este percance.
Los habitantes de esa comunidad informaron a este diario que el mortal encontronazo ocurrió alrededor de las 08:15 horas de este domingo. El choque ocurrió casi frente al panteón de Nenetzintla, en la carretera conocida como Magueyes-Nenetzintla, en el municipio de Acajete – es la carretera que va de la federal a Tehuacán, a la altura del autódromo hacia la población ya mencionada –.
El conductor de la ruta 67, con razón social Autotransportes San Salvador ruta 67 S.A de C.V., que se dirigía hacia Nenetzintla invadió carril contrario y chocó de frente contra la camioneta Urvan la cual quedó hecha un acordeón. Algunas personas dijeron que el chofer iba borracho, y escapó con la mujer que iba como su acompañante, dejó abandonada la unidad.
Cuando los cuerpos de emergencias llegaron al lugar revisaron a los ocupantes de la Urvan donde siete personas yacían muertas y cuatro más presentaban signos vitales. Uno de los lesionados murió metros adelante a bordo de una ambulancia cuando se disponían a trasladarlo a un nosocomio, de tal manera que fue la octava víctima mortal.
Los otros tres fueron trasladados a un nosocomio en la capital poblana, su estado de salud fue reportado como grave.
El levantamiento de los cadáveres fuer efectuado por personal de Seguridad Pública de Acajete y de la Fiscalía General del Estado, con el apoyo de bomberos del estado. Los reportes policiales informan que cuatro de los muertos fueron mujeres y los otros cuatro hombres, todos vecinos de Acajete, el conductor de la Urvan era vecino de Nenetzintla, indicaron algunas personas en el sitio del encontronazo.
Fueron necesarias cuatro camionetas funerarias para trasladar los cadáveres, así como grúas para retirar las unidades siniestradas. El caso fue remitido ante el Ministerio Público para que sea el encargado de realizar las investigaciones y fincar responsabilidades.