*La Curva 1 fue bautizada como Sergio “Checo” Pérez

El piloto de Fórmula Uno en la escudería Force India, Sergio “Checo” Pérez, fue el invitado de honor en los festejos por el 10º Aniversario del Autódromo Internacional “Miguel E. Abed” de Amozoc y tuvo la oportunidad de probar el nuevo monoplaza de Fórmula 4 que abrirá una nueva era en el automovilismo nacional.
Julián Abed Rouanet, vicepresidente de la Organización Mexicana del Deporte Automovilístico Internacional (OMDAI), recordó que el Autódromo “Miguel E. Abed” se modificó y fue inaugurado en 2005 para recibir el Campeonato Mundial de Autos Turismo (WTCC), y con un trazado mixto de 3,363 metros de longitud y un óvalo de 1,25 millas con dos peraltadas de 5 grados, es uno de los principales escenarios del automovilismo mexicano con homologación de la FIA.
Por su parte Julián Abed Jiménez, presidente del Consorcio Aristos, destacó que el Autódromo ha cambiado la manera de trabajar en el automovilismo deportivo al contar con servicios de: Track Day (trae tu auto, entra a la pista); pilotos experimentados que dan clases para que las personas conozcan sus autos; clases para que todas las personas que manejen sus autos sepan cómo llevar a sus niños y familias para que no corran ningún riesgo; es sede de la escuela FIA Roger Pierce, para impulsar a que nuevos pilotos lleguen a campeonatos de talla mundial.
En su turno, Sergio “Checo” Pérez se dijo agradecido por la invitación al Autódromo “Miguel E. Abed” que pone al automovilismo mexicano en lo más alto, además de que se mostró orgulloso por el nuevo Fórmula 4, semillero de nuevos prospectos.
“Es algo que necesitábamos para las nuevas generaciones, hay mucho talento, hay que apoyarlo, y es muy bueno que a temprana edad puedan estar corriendo en casa, esperemos que la categoría sea de gran nivel y que los motive a empezar sus carreras aquí, en algún momento se tienen que ir a Europa a competir con los mejores, pero es un gran inicio”, mencionó el piloto.
Agregó que es necesario tener a este tipo de categorías que impulsen a las nuevas generaciones, porque México cuenta con el talento necesario para tener pilotos en lo más alto.
“Duramos 30 años sin pilotos en la Fórmula Uno, y la idea es que siempre tengamos un representante mexicano en la máxima categoría”, puntualizó.
Para deleite de los presentes, el tapatío se subió al monoplaza de Fórmula 4 para recorrer la pista del Autódromo “Miguel E. Abed”, y también hizo inolvidable el día para algunos clientes del Consorcio Aristos, quienes vivieron la experiencia de la velocidad al acompañarlo a bordo de un auto deportivo.
En honor a su trayectoria y representar a todos los pilotos mexicanos en la Fórmula Uno, se bautizó a la Curva 1 con el nombre de Sergio “Checo” Pérez.
En otro orden de ideas, ‘Checo’ dijo que el Gran Premio de México va a ser inolvidable, no sólo para él, sino para todos los demás pilotos “el objetivo es estar en el podio, pero independientemente de lo que pueda pasar en la carrera, va a ser el fin de semana más especial en toda mi carrera, después de muchos años regresar ante mi gente que tanto me ha apoyado”.
El piloto de Force India, destacó el trabajo que ha hecho en las últimas dos carreras donde ha mostrado gran ritmo, por lo que en el cierre de temporada podría tener más resultados positivos.
“Seguimos trabajando para llevar mejoras al coche, tengo confianza de que viene un gran cierre para nosotros, no descartaría un podio de aquí al final de la temporada”.