• Después de que lo capturaron y golpearon, fue puesto en libertad.
• Se mamá exigió a las autoridades de Amozoc que limpien su nombre.

Odilón Larios Nava.- El pasado 11 de mayo un adolescente fue detenido por vecinos de la colonia La Vista, en Chachapa, municipio de Amozoc, fue golpeado. Lo acusaron de haber intentado asaltar, junto con dos hombres más a un joven de 15 años. La acusación fue falsa, Erick es inocente, fue puesto en libertad poco después de ser detenido.
La información de su detención por parte de policías de Amozoc de Mota, fue hecha llegar a los medios informativos de manera oficial por el área de comunicación de ese municipio por lo que se hizo pública.
En aquella ocasión se dijo que Erick, junto con dos hombres más, con navaja en mano intentaron asaltar a un joven de 15 años, cuyos familiares reaccionaron y detuvieron a Erick, mientras que los otros dos escaparon. Después habría intervenido la policía de Amozoc, para proceder a remitirlo a las autoridades competentes. Las personas que lo capturaron lo golpearon y sólo después de eso lo entregaron a la policía.
Odilia, mamá de Erick, comentó a este diario lo que pasó después de la captura de su hijo: fue llevado a la comandancia de policía de Amozoc y después de ser valorado por paramédicos lo dejaron en libertad, debido a que él no tuvo nada que ver en el asalto.
La madre de Erick, señaló que momentos después el verdadero responsable del intento de asalto fue ubicado en el fraccionamiento El Puente en Chachapa, donde entregó la navaja, pero que la policía no lo detuvo por ser menor de edad.
Al ver que la información de la detención de su hijo se hizo pública, la mujer llevó un escrito a comunicación social de Amozoc en el cual se lee: “pido que sea corregida la información que se proporcionó a diferentes medios de comunicación el día 11 de mayo del presente”. Más adelante en el escrito indica: “es importante subrayar que mi hijo fue detenido de manera confusa, arbitraria e inocente, ya que se le implicaba de un delito que no cometió él”.
En el mismo escrito también señala que la detención fue hecha de manera arbitraria y que fueron violados los derechos fundamentales del menor.
Por las lesiones que sufrió su Erick V. H., de 17 años, de edad, la mujer interpuso una querella por lesiones en contra de quien resulte responsable, ante el Ministerio Público de Tepeaca.
La mujer exigió a las autoridades de Amozoc que el nombre de su hijo sea limpiado, ya que no hubo ninguna acusación formal en su contra, y su detención sólo fue a causa de una confusión.