ING. OSCAR LOPEZ MORALES
El hecho ocurrido la semana pasada ante el brutal desalojo de los habitantes de Chalchihuapan, ya tomó dimensiones nacionales y tal vez podrían ir más allá, pues las imágenes son contundentes, lastimosas, lacerantes, donde el pequeño de 13 años, según ha trascendido, ya tiene muerte cerebral, además de las otras personas gravemente heridas en la cara.
Si bien es cierto que los habitantes del lugar llevaban palos, tubos y “explosivos”, no puede justificarse la agresión que recibieron por parte de los elementos policiacos, quienes, hay que decirlo, también fueron lesionados, 47 en concreto y tres de ellos retenidos luego de ver la gravedad del pequeño y de la otra persona con el hoyo en la mejilla.
También queda claro que el operativo fue ordenado por “alguien” que ya determinará ahora la Procuraduría General de la República y la Comisión Nacional de Derechos Humanos, que es evidente, no siguió los protocolos indicados para la dispersión de una manifestación, pero que además ordenó el uso de las balas de goma, que por más que los diputados traten de justificar o incluso negar, las fotografías de las lesiones, de los lesionados y de lo que los agredidos recogieron tras la agresión, son más que contundentes.
La secretaría de gobernación insiste en que fueron los manifestantes quienes lesionaron al niño que por el momento lo mantienen de manera artificial, porque declarar su muerte de manera oficial, sería fulminante.
Pero lo que no rayó en lo inverosímil que más bien parecía sarcasmo y terminó en la bufonada fue la declaración que pasará a la historia sobre el uso de las “piedras de diversos calibres” que usaron los manifestantes y con las que lastimaron a los policías.
Vaya las ocurrencias. Lo que provoca la soberbia.
En fin, ya se verá si la PGR y la CNDH escuchan todas las versiones y sobre todo toman en cuenta los elementos de prueba que presenten los afectado que tienen en la diputada Roxana Luna a la voz que se ha levantado para que sean escuchados, así que no quieran los diputados aliancistas, “cargarle el muertito” a ella y responsabilizarla de la movilización.
Por cierto, de pena también las declaraciones de los diputados de todos los partidos políticos, esos que avalaron sin cuestionar nada, la ley que les enviaron y que aseguran, al final no se permitía el uso de las balas de goma, pero eso no implica que no las hayan usado.
CONFETI… por cierto que ayer Fernando Manzanilla en su cuenta de twitter mandó un mensaje por demás interesante: ‏@fer_manzanilla “Comprender que hay otros puntos de vista es el principio de la sabiduría.” Thomas Campbell…¿casualidad?…no, en política no hay casualidades…Saludos Fer, se te extraña…Que será la senadora Blanca Alcalá y Javier Lozano, quienes pedirán al gobierno de Miguel Mancera, se aclare e investigue quién dio permiso para la fiestecita de una actriz en la Rotonda de las Personas Ilustres allá en la capital del país.