• Le dieron varias puñaladas que acabaron con su vida; el cuerpo quedó en el asfalto.

Odilón Larios Nava.- De varias puñaladas en el pecho y el abdomen un hombre fue privado de la vida en las inmediaciones del acceso a Africam Safari, en la junta auxiliar de San Francisco Totimehuacán en la capital poblana.
Se trata de un masculino de aproximadamente 30 años de edad, quien fue encontrado a un costado de la carpeta asfáltica inicialmente se pensó que fue atropellado pero al llegar los cuerpos de emergencias se percataron que no presentaba signos propios de atropellamiento, sino más bien de un homicidio calificado.
En la carretera se encontraron manchas hemáticas por cerca de diez metros, se presume que el hombre una vez que fue agredido cayó al asfalto, donde dejó un lago hemático, a un la do de cuajo de sangre se apreció una mano pintada de sangre, que indica que el hombre se levantó y caminó algunos pasos, presumiblemente para buscar ayuda pero diez metros adelante volvió a caer para ya no levantarse jamás.
Al llegar los técnicos en urgencias médicas, revisaron al masculino y encontraron que no presentaba signos vitales, por lo que dejaron que policías estatales acordonaran la zona en espera de la llegada del Agente del Ministerio Público Especializado en Investigación de Homicidios.
Algunos curiosos señalaron de forma anónima, que momentos antes de encontrar el cadáver un auto negro pasó a toda velocidad y en seguida regresó por donde había llegado. Presumen que los sujetos de abordo pueden estar relacionados con ese homicidio.
Las personas entrevistadas, presumen que el hoy occiso pudo haber sido llevado hasta el lugar donde fue encontrado, allí lo mataron y los responsables escaparon.
El hoy occiso quedó en calidad de desconocido se presume puede ser habitante de una de las colonias de San Francisco Totimehuacán, incluso algunas personas señalaron que podría ser de la colonia La Guadalupana.
Entre sus pertenencias sólo se encontró dinero, por lo que se presume que el móvil del asesinato no fue el robo, sino alguna cuestión de carácter personal.
El finado es de tez morena, cabello corto casi a rape, vestía pantalón de mezclilla y playera blanca con mangas largas y cuello redondo. Las investigaciones fueron iniciadas por el Ministerio Público de Homicidios. Cabe señalar que durante el levantamiento del cadáver se observó una herida en el abdomen del hombre, probablemente inferida con arma blanca.