Dulce Gómez

El alcalde capitalino, Luis Banck Serrato, giró instrucciones para que Guillermo Aréchiga Santamaría sea dado de baja de su cargo como asesor del Ayuntamiento de Puebla, y cuyo sueldo mensual era de 68 mil 484 pesos.

Lo anterior lo informó en Sesión Ordinaria de Cabildo, donde resaltó que con esta acción la Comuna se ahorrará casi 70 mil pesos.

En este contexto, la regidora priista, Karina Romero Alcalá, criticó el sueldo que percibía Aréchiga Santamaría por asesorar a la Secretaría de Gobernación Municipal, en temas relacionados con el área.

Romero Alcalá criticó la opacidad del Gobierno Municipal; y consideró “injusto” que los recursos sean usados para este tipo de acciones y no para otras en beneficio de la población.

“No hagamos del discurso de la austeridad sólo una simulación. En muchas ocasiones las acciones son incongruentes al discurso, por lo cual el mansaje de austeridad sigue siendo retorico”, manifestó.

Incluso, recordó que Aréchiga Santamaría, ex titular de la Secretaría de Gobernación, nunca dio resultados ni como secretario, y mucho menos como asesor.

“En la lista de Gobernación, uno de los extitulares se caracterizó por su nula capacidad de construir acuerdos, el ambulantaje quedó igual y renunció por motivos personal, hoy cobra 70 mil pesos mensuales”, señaló.

Por lo anterior, el presidente municipal aseveró que Aréchiga Santamaría ya fue dado de baja de su puesto como asesor.