Dulce Gómez

Martha Erika Alonso Hidalgo, candidata a gobernadora, dijo que no tendría ninguna objeción en bajarse el sueldo durante su administración, incluso resaltó que el país no está en su momento para grandes salario ni lujos de ningún tipo.
Este jueves la abanderada de la coalición “Por Puebla al Frente” visitó a los habitantes de Eloxochitlán, en entrevista posterior dejó en claro que ella ha trabajado sin ganar “un peso”.
Refirió que será en su momento cuando plantee la cantidad que podría reducirse de su salario como gobernadora –en caso de lograr el triunfo el próximo 1 de julio-.
“Es algo de los planteamientos que estaremos haciendo en su momento y yo siempre he trabajado que me paguen un peso, lo he hecho por amor a la camiseta y no tendría ninguna objeción en hacerlo así, yo creo que el país no está en su momento para grandes sueldos ni para lujos de ningún tipo”, acotó.
Además, puntualizó que hará acciones importantes que tienen que ver con el uso de vehículos oficiales, así como cero privilegios a funcionarios de primer nivel, solo por mencionar algunas acciones a implementar.
“En su momento estaremos presentando acciones importantes que tienen que ver con usar vehículos del gobierno, cero privilegios a funcionarios de primer nivel, entre muchas otras cosas. Hoy por hoy yo diría que no sé ni cuánto gana el gobernador, es algo que tendríamos que evaluar, yo no estoy en esto por un sueldo ni para ver cuánto me van a pagar”, indicó.