Odilón Larios Nava.- Cercenado por la mitad así terminó su odisea del sueño americano un hombre de aproximadamente 35 años de edad, presumiblemente de origen centroamericano. Las ruedas del ferrocarril lo cortaron en dos en la colonia Naciones Unidas.
De acuerdo con los reportes de los vecinos de la calle del Ferrocarril y Xaltona de la mencionada colonia, el hombre, hoy finado, había llegado al lugar desde hace 15 días, se quedaba a dormir en la calle y por el día aprovechaba para salir a mendigar unas monedas, al parecer requería reunir un poco de dinero para proseguir con su viaje.
Los vecinos coincidieron que tenía acento y apariencia de centroamericano aunque no pudieron definir en concreto de qué país. Señalaron que incluso a ellos les pedía una moneda de vez en cuando y que además lo vieron en varias ocasiones drogándose.
Se presume que alrededor de las 14:00 horas de este lunes el hombre habría decidido proseguir su camino hacia el norte del país. Se piensa que subió al ferrocarril y que resbaló, entonces las pesadas ruedas metálicas de los vagones le pasaron por encima cortando el cuerpo en dos a la altura del abdomen.
El tren siguió su marcha y el cuerpo quedó tendido, la mitad superior entre las vías y la parte inferior por fuera de las mismas. Personal de Peritos del Sector 4 de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM) arribaron al lugar, igual que policías municipales y estatales que fueron los que acordonaron la zona donde yacía el cadáver.
De las diligencias del levantamiento del cuerpo se encargó el Agente del Ministerio Público Especializado en Delitos Culposos de la Delegación Norte, Erika Flores García, quien asentó al occiso como desconocido número 8 dentro de la averiguación previa 574/2014.