Hasta el momento las alcantarillas y drenajes de la capital poblana no están colapsadas, pese a la gran cantidad de ceniza que cayó en la ciudad, principalmente en la zona sur y norte del municipio.
De acuerdo con el Organismo Operador del Servicio de Limpia (OOSL) hasta el momento se han recolectado más de 4 toneladas de ceniza; sin embargo, continúan los trabajos por parte del personal de la dependencia.
El operativo se puso en marcha desde el día de ayer con 600 “naranjitas”, 2 barredoras grandes, 2 mini barredoras y 2 succionadoras, así como 50 supervisores que revisaron diversos puntos de alcantarillas.
La trabajos de limpia se llevaron a cabo en el centro de la ciudad, Los Fuertes de Loreto y Guadalupe, El Carmen , En el barrio de Santiago, bulevar 5 de Mayo, calle 5 de Mayo, Paseo Bravo, entre otros.
Cabe destacar que la combinación de la ceniza con el agua de lluvia puede generar problemas de taponamiento de las alcantarillas instaladas para los colectores pluviales; no obstante, a pesar la precipitación pluvial del día de ayer funcionan sin ningún problema.