El Organismo Operador del Servicio de Limpia (OOSL), inició un diagnóstico para determinar qué uso se le puede dar a la ceniza que arroja el volcán Popocatépetl.
La presidenta de la Comisión de Medio Ambiente en el cabildo, Miriam Arabián Couttolenc, adelantó que el ayuntamiento de Puebla implementará un programa para poder darle una utilidad.
Señaló que por el momento la ceniza que cayó el pasado lunes está siendo reutilizada para crear una capa en el relleno sanitario, la cual contribuye a evitar fauna nociva en el lugar.
Sin embargo, indicó que el material también podría utilizarse como una especie de cemento para tapar baches en la ciudad, además de que puede servir de abono.
“Hoy estamos acostumbrados a la caída de este material, pero se puede reutilizar en otras situaciones, por ello, acordamos realizar una investigación y diagnóstico para determinar su uso”, dijo.
Arabián Couttolenc recalcó que de acuerdo al primer informe este material puede ser utilizado en combinación con cal y otros materiales para tapar baches en la ciudad, lo cual ahorraría recursos a las autoridades.
Al final, recalcó que a más tardar en un mes se tendrá el diagnóstico final de esta investigación para poder darle un uso eficiente al material volcánico.