Texto y Fotos: Carlos Linares Mendoza

SEDUCTORA, sensual, atrevida, elegante, sexy, pero sobre todo muy natural, así fue como llegó Celia Lora a Puebla, para promover la portada de la revista donde aparece desnuda en Playboy México, edición julio.
La mañana del viernes, Celia Lora pudo conversar con su servidor donde declaró ser amante de las tradicionales cemitas, “Mi Papá es poblano y eso hace que me gusten mucho las cemitas, a parte Puebla es un estado que posee gran gastronomía”.
En entrevista la guapa conejita se mostró contenta por volver a posar para la revista de caballeros más famosa en el mundo, “Me han tratado muy bien, no pensé volver a salir, fue una sesión de fotos que me gustó mucho, ya que la anterior fue en playa y estaba muy acalorada, ahora estuvo en set, me sentí muy querida, fue una sesión rápida, pero bien elaborada, esta es la mejor revista, en otras les pagan con -caguamas-, aquí es distinto”.
Acompañada por su Mamá “Chela Lora” integrante del grupo “El Tri”, la guapa mujer se sintió querida en tierras de su Papá.
Carlos: Me enteré que estás por lanzar con tus Papás un programa de televisión, ¿Es cierto?.- Si, me tiene muy emocionada, aunque no vamos a coincidir juntos, porque se grabarán cápsulas, es un proyecto que tenemos, donde la idea es mostrar los lugares bellos y emblemáticos de México, grabaremos en destinos que tienen playas, pero mi Papá quiso incluir a Puebla porque él nació aquí, estamos nerviosos, esperemos el público lo tome bien y les guste.
Carlos: Ha sido complicado ser hija de padres rockeros y famosos.- No, para nada, yo nací así, me siento orgullosa de ellos y si hubieran sido mis padres panaderos, también estaría orgullosa, no me ha traído consecuencias, soy una persona normal.
Carlos: Veo muchos tatuajes ¿Cuantos tienes?.- Tengo treinta, pero ya estoy empezando a quitarme algunos.
Carlos: Ahora que estés con Ricky Martin le pediría que te ponga otro autógrafo en tu cuerpo.- No, es un chisme que se hizo en los medios, yo tenía 17 años, era una chava que no sabía que quería, me tatué un autógrafo de él en mi cuerpo, después fui a un concierto gatero de una estación y allí saludé al manager, le dije que tenía un tatuaje de Ricky Martin en mi cuerpo, que me lo saludara y cuál fue la sorpresa, que él me saludó personalmente y me dijo “Es cierto que te tatuaste mi autógrafo”, me puse nerviosa, pero esa es la versión real, pues Ricky Martin nunca me firmó en el cuerpo, por cierto iré a verlo precisamente a Cancún.
Carlos: ¿Vives en México?.- No, yo vivo en Los Ángeles; quisiera poner una taquería pero de tacos al pastor, ya que allá no venden.
Carlos: En el amor ¿Cómo estás?.- Muy bien, salgo con alguien.
Carlos: Ya tienes planes de pensar en tener familia.- ¡Ay no! La verdad que horror, yo no pienso nunca casarme y menos tener una hija.
Carlos: ¿Qué opinas sobre la violencia en las mujeres?.- Es una respuesta muy larga la que te daría, solo puedo decir que he sufrido de violencia y muchas veces está en nosotros el dar un paso y dejar de permitir que suceda, a veces decía, “Que suerte tengo en México con ese tipo de hombres”, pero ahora en los Ángeles también me he topado con sujetos así ¡Qué horror!.
Carlos: ¿Qué tan importantes son las redes sociales para ti?.- Son fundamentales pero yo no uso las redes sociales para ligar, detesto la gente que las usa para eso o piensa que todos las usamos para eso.
Carlos: ¿Cómo te sentiste con la entrevista de tu Papá?.- Muy nerviosa, pero se portó bien.
Carlos: ¿Ya vio Alex Lora la revista?.- No, aún no la ve, pero no sé qué vaya a decir cuando vea las fotos.
Carlos: ¿Algo que quieras agregar?.- Decirte que estoy en propuestas para posar por tercera vez en la portada Playboy pero será de otro país; también quiero agradecer a ustedes por la entrevista y decirles a tus lectores que compren la revista Playboy edición julio, porque sale una muchacha guapa y buenota que soy yo. Concluyó Celia Lora entrevista para La Opinión Diario de la Mañana.
Cabe señalar que Celia Lora se dio tiempo de visitar puestos de revistas en el zócalo de nuestra ciudad, también afuera de Plaza Dorada y también concluyó con una firma de autógrafos en el centro.