• Está registrada ante la Semarnat y se realizan trabajados en colaboración con la Profepa

Por Diego Armando Cuautle

UMA Konkon (Unidad de Manejo Ambiental para la Conservación de la Vida Silvestre) celebra un año de su creación solo con el objetivo de recibir aves rapaces diurnas y nocturnas que han sido confiscadas o decomisadas por el gobierno federal para su rehabilitación.
Al respecto, Andrés Estay Stange, profesor investigador de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) dijo en breve entrevista que también tiene como finalidad la rehabilitación de aves rapaces, su reproducción en cautiverio, divulgación del cuidado e importancia de estas especies, así como actividades de investigación científica en colaboración con el Hospital Veterinario de Pequeñas Especies de la BUAP, en específico el área médica a cargo del doctor Álvaro Oidor Méndez.
Explicó que las aves rapaces se alimentan de presas vivas, las matan por impacto con ayuda de sus poderosas garras y el pico les sirve para cortar y desgarrar la carne, existen dos tipos: diurnas y nocturnas.
Las diurnas se agrupan en accipitriformes (gavilanes, azores, milanos, águilas o harpías) y falconiformes (halcones y cernícalos), mientras que las nocturnas están en el orden de estrigiformes (búhos y sus parientes como los cárabos, mochuelos y autillos) y los titónidos (lechuzas).
“Cuando recibimos un ave primero la evaluamos, observamos y analizamos las posibilidades de ser liberada nuevamente, dependiendo, sobre todo, de su estado de salud, cuando se identifica algún problema que requiere cirugía se identifica, se llevan a cabo cirugías y tratamientos médicos.
Explicó que ha llegado un águila de selva que tenía una fractura en una pata, pero se realizó un trabajo de cirugía exitoso al colocarle un implante en medio del hueso para que pudiera soldar bien la fractura.
Ambos especialistas han trabajado en la rehabilitación de al menos 25 individuos de 13 especies de aves rapaces como lechuza de campanario, aguililla cola roja, gavilán de Cooper, hasta otras especies en peligro de extinción como un águila de selva.
Cabe señalar que la UMA Konkon, está registrado ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y se realizan trabajados en colaboración con la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).
Estay Stange indicó que antes de la liberación de las aves llevan a cabo un análisis de conducta, además, verifican que no confunda su especie y que no vaya a buscar a otro humano para que la alimente y cuide.
Para la reintegración los científicos utilizan metodologías empleadas en Australia, Chile, Argentina y Estados Unidos. Al tiempo que hacen proyectos relacionados con intervenciones quirúrgicas, rehabilitación, métodos de liberación y reproducción m