La historia de una gran institución educativa inicia un 19 de junio de 1985, si, se trata de la Estancia de Bienestar y Desarrollo Infantil No.067 (E.B.D.I.) que en este año celebra su 30 aniversario y la cual se encuentra ubicada en la 19 oriente 410, donde 50 profesionales encabezados por la directora Lic. Isabel Romero del Real atienden con espero a 284 niños y niñas que oscilan en las edades de dos meses a seis años de edad.
La Delegada del ISSSTE, Lic. Sandra Paola Rodríguez Gómez no pudo dejar pasar esta importante fecha para señalar que esta estancia es motivo de orgullo, para la familia ISSSTE, ya que desde sus inicios ha cumplido cabalmente con la finalidad de su creación, la cual es tener un espacio para poder apoyar a los padres trabajadores afiliados y se sintieran seguros al saber que sus hijos tendrán los mejores cuidados como si estuvieran en sus hogares.
En entrevista con la Directora de la EBDI 067, Isabel Romero del Real señaló que los niños son recibidos desde las 7 de la mañana y son cuidados hasta las 15:30 horas, teniendo 13 grupos que van de lactantes a preescolar, indicó que además del profesional equipo de educadoras se tiene también servicio médico, dental, comedor, biblioteca, auditorio, chapoteadero, sala de juegos, cocina, lactario, todos los espacios en optimo estado debido al apoyo que siempre ha recibido por parte de las autoridades del Instituto.

LA SEGURIDAD ES PRIORIDAD.

Romero del Real, indicó que un punto medular de esta estancia es la seguridad, por lo que han llegado a ser referente a nivel estatal en materia de protección civil al contar con un Plan Interno autorizado por Protección Civil Estatal y el personal se encuentra capacitado en primeros auxilios, evacuación de víctimas, RCP, combate de incendio, 44 detectores de humo, 4 salidas de emergencia con barra antipánico, alarmas sónicas eléctricas y manuales así como 13 extintores.
Asimismo resaltó que esta guardería tiene instalado un tobogán que utilizan los niños del nivel preescolar en caso de emergencia, ya que ellos se encuentran en la planta alta del edificio, además de que se tienen barras antipánico para que las evacuaciones se realicen en el mayor orden posible, pero todo esto no podría ser posible si no se educara a los niños con simulacros que se realizan de forma periódica.