Desde 1993 estaba señalado de haber abusado de una joven que en aquella época contaba con 17 años.

En cumplimiento a una orden de aprehensión, la Fiscalía General del Estado de Puebla detuvo y trasladó al Cereso de Tehuacán, a Martín N., quien presuntamente agredió sexualmente a una joven.
En 1993 Martín N. interceptó a la hoy agraviada, quien en ese entonces tenía 17 años, y posteriormente la trasladó a Tezonapa, Veracruz, donde abusó sexualmente de ella en diversas ocasiones.
Tras varios días de estar en cautiverio, la joven logró escapar y volver a la entidad poblana donde presentó la denuncia correspondiente.
Al darle seguimiento al caso, se tuvo conocimiento que el agresor se mantuvo oculto en otros estados del país, no obstante, al regresar a Puebla y creer que había evadido la acción de la justicia, fue detenido por agentes estatales de investigación mediante orden de aprehensión.