Fueron cuatro inmuebles, no hubo detenidos, pero las autoridades aseguraron dos pipas, una camioneta y un auto Sedan; además de que las casas quedaron bajo resguardo policial.
 

Odilón Larios Nava. – La Fiscalía General del Estado (FGE) con el resguardo del USIT, de la Policía Estatal y de la Marina, cateó cuatro inmuebles ubicados en Santa María Xonacatepec. Dichos domicilios estarían relacionados con la venta de combustible de procedencia ilícita, y más en concreto con “El Comandante 30” y la banda de “Los Cuijes”.

Durante estas acciones no se reportó la detención de ningún probable delincuente, pues según algunos vecinos habrían escapado desde un día antes. Los inmuebles quedaron asegurados y con resguardo de la policía estatal. Lo que sí encontraron, en al menos dos de ellos, fueron dos pipas para traslado de gas, una camioneta y un vehículo Sedan.

Cerca de las once de la mañana de este martes los pobladores de esa junta auxiliar de Puebla, se vieron sorprendidos por el gran número de elementos policiacos que cerraron un tramo importante de la calle principal, y otra de las calles cercana a la presidencia local.

LOS CATEOS EN CADA DOMICILIO

Dos de los domicilios cateados están ubicados en la calle Vicente Guerrero, que es parte de la calle principal. El primero de ellos antes de llegar a la calle Benito Juárez. En este inmueble las autoridades aseguraron una pipa color blanco con la leyenda Tomza, con un tractocamión color rojo, y placas de circulación SK12569 del estado de Puebla; y una camioneta Ford, F350, color blanco, con placas XB78110 del estado de Tlaxcala.

Sobre esa misma calle, Vicente Guerrero, pero aproximadamente a 100 metros de distancia con dirección al Jagüey las autoridades ministeriales catearon un segundo inmueble, en el cual aseguraron otra pipa también con la leyenda Tomza, color blanco, con metálicas XB94811 del estado de Tlaxcala, y un vehículo Volkswagen, Jetta, color rojo.

El tercer domicilio cateado y asegurado, se encuentra a la altura del jagüey, donde checa la ruta 68. En dicho inmueble, según comentaron algunos vecinos, durante la época del auge de la gasolina y el diésel robado, prácticamente operaba como gasolinera clandestina. Las personas del lugar afirmaron que en ese terreno durante todo el día entraban y salían vehículos de todo tipo que iban a cargar huachicol.

Finalmente, el cuarto inmueble asegurado está ubicado en la calle 5 de Mayo, entre Miguel Hidalgo y Estrella, este es el que se encuentra más cerca de la presidencia auxiliar. Todas estas casas quedaron con sellos de la Fiscalía, con la carpeta de investigación 1941/2018/TEPA, y con vigilancia de la Policía Estatal.

LOS HUACHICOLEROS ESCAPARON

Los vecinos de esos inmuebles indicaron que los habitantes de esas casas escaparon desde el día lunes. Comentaron que allí todos saben quiénes se dedican al robo, trasiego y venta de combustible, pero que guardan silencio por temor a que los delincuentes tomen represalias contra ellos o sus familias.

Fuentes extraoficiales indicaron que durante estas acciones no hubo detenidos y que tampoco se aseguraron armas de fuego. Sin embargo, se espera que las autoridades estatales informen en las próximas horas sobre los resultados de estos cateos.

Trascendió que alguno de los domicilios cateados es donde “El Comandante 30” y, su creación, el “Grupo Puebla Segura”, grabaron al menos uno de los videos que hace algunas semanas difundieron en redes sociales.

Cabe destacar que estas acciones se desprenden de las investigaciones que realiza la Fiscalía a partir de que el domingo por la madrugada la Marina a batió a siete delincuentes – huachicoleros –, seis de ellos de la familia de Los Cuijes, incluyendo al autonombrado Comandante 30, en campos de cultivo de San Miguel Espejo.

LOS CADÁVERES FUERON IDENTIFCIADOS

Las fuentes de este diario han confirmado que desde el lunes por la tarde fueron plenamente identificados los cadáveres de los siete maleantes abatidos por la Marina la madrugada del domingo. Confirmaron que entre los muertos hay seis miembros de la familia de Los Cuijes. Los hermanos Pedro, Teódulo, José, Christian, de apellidos Martínez Gómez; así como José, alías “Yosmar” sobrino de los antes mencionados; y Mario Gómez, tío de los primeros mencionados. Así como un hombre llamado Rodrigo, del cual no se precisó si pertenece a la familia de Los Cuijes.

Aunque algunas autoridades policiales señalaron que el auto nombrado “Comandante 30” era Mario Gómez. Fuentes consultadas indicaron que durante la identificación de los cuerpos se precisó que quien se hacía llamar “Comandante 30” era Teódulo, el cual habría sido reconocido por los múltiples tatuajes que presenta en el cuerpo, entre ellos uno muy particular “un cuije en el cráneo”.