• Es investigado por el homicidio de su similar Aurelio Cabrera, propietario del periódico El Gráfico.

Odilón Larios Nava.- Trascendió que este lunes la Fiscalía General del Estado (FGE) llevó a cabo un cateo en el domicilio del periodista Pedro Garrido, director y propietario del informativo La Voz de la Sierra, en el municipio de Xicotepec.
Versiones periodísticas han relacionado a Pedro Garrido con el homicidio del reportero Aurelio Cabrera Campos, propietario del semanario El Gráfico. Cabe señalar que Pedro Garrido, a través de su diario se ha deslindado de dicha muerte y ha manifestado estar en la mejor disposición para coadyuvar con las autoridades en las investigaciones, pero exige que éstas sean realizadas con estricto profesionalismo y apego a la legalidad, sin fabricar “chalecos”.
Versiones extraoficiales dieron cuenta que este lunes alrededor de las 04:00 horas se llevó a cabo un operativo de cateo en el domicilio del propietario de La Voz de la Sierra. Según estas versiones, los agentes se habrían llevado al hijo de Pedro, pero esto no ha sido confirmado.
Las autoridades de la Fiscalía General del Estado (FGE) no han dado a conocer los resultados de dichas acciones, tampoco los avances de las investigaciones, que según informaron el viernes pasado, realizan en coordinación con la Fiscalía Especial para Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE).
Aurelio Cabrera, fue interceptado el pasado jueves 15 de septiembre por la noche en la carretera México-Tuxpan, a la altura de Huauchinango, le dispararon a corta distancia. Poco después de llegar al Hospital General de Huauchango perdió la vida.

VERSIÓN DE PEDRO GARRIDO

El periodista Pedro Garrido, en una extensa nota informativa denunció que hay muchos policías ministeriales y otras personas de la región de la Sierra Norte, que tuvieron algunas desavenencias con Aurelio Cabrera, incluso, acusó que algunos policías ministeriales amenazaron al hoy occiso.
Por ello exige que se haga una exhaustiva investigación y que no se fabriquen culpables sólo para dar carpetazo a la investigación.