Dulce Gómez

En dos meses aproximadamente arribarán 110 nuevos inquilinos al Centro Histórico de Puebla, que habitarán en casonas rehabilitadas o en nuevas construcciones, además 50 espacios catalogados como patrimonio cultural serán convertidos en restaurantes.

Ayer en entrevista, el gerente del Centro Histórico, Sergio Vergara Berdejo, explicó que la intención es repoblar el Centro y para ello es importante el arribo de nuevos residentes a las calles aledañas al primer cuadro de la ciudad.

Incluso, el gerente agregó que para lo anterior se contará con la participación del INFONAVIT, la SEDATU e Hipotecaria Nacional.

En cuanto a la rehabilitación de casonas para convertirlas en restaurantes, detalló que actualmente se intervienen 50 espacios y será en breve cuando se lleve a cabo su inauguración.

En este tenor, refirió que actualmente la mirada de los empresarios está puesta en la industria restaurantera y de casa habitación, no así al ramo hotelero.

Ahorita ya traemos como 50 inversionistas que además son poblanos. Están haciendo proyectos de restaurantes, ya bajaron lo hoteles, ahorita la apuesta es en vivienda y que es muy bueno para el Centro Histórico, ya se logró con hipotecaria nacional, Infonavit y ahora Sedatu. De vivienda en el Centro Histórico es muy poco, pero pensamos que en este año vamos por otras 1 mil viviendas, aunque hay capacidad para 120 mil”, agregó.

Dos casonas se caen a pedazos

En otro tema, Sergio Vergara informó que pedazos de dos casonas se deprendieron y cayeron sobre la vialidad, por ello los dueños deberán pagar las multas respectivas y que corresponderán al total de trabajos de mantenimiento de ambos espacios.

“Enseguida se acordonó la zona y se notificó a los propietarios de las mismas”, refirió al detallar que lo anterior derivó por la antigüedad de los sitios y las intensas lluvias que se han registrado en ciudad.

Sobre la ubicación de estas casonas, expuso que están ubicadas en las inmediaciones del Barrio de Analco y San Francisco, respectivamente.

Aseveró que los propietarios de inmediato fueron notificados por el Ayuntamiento de Puebla y ahora deberán resarcir los daños, de lo contrario la Comuna seguirá un protocolo que será rescatar los espacios, provocando que los trabajos de mantenimiento sean más caros y que no solo incluya reparar los techos, sino otros rubros que deberán subsanar los dueños de estas casas.

Al final, llamó a una corresponsabilidad entre propietarios y el Gobierno Municipal, quien además indicó que adentro de las casonas se han registrado derrumbes, sin embargo apuntó que el Gobierno Municipal está imposibilitado a entrar a estos espacios.