• Uno de los dos agraviados recibió dos disparos, el otro fue golpeado en la cabeza con la cacha de una pistola.

Odilón Larios Nava.- Dos hombres se armaron de valor cuando un par de asaltantes intentaron despojarlos de 200 mil pesos en efectivo. Los delincuentes tuvieron que irse con las manos vacías, sin embargo los agraviados resultaron lesionados, uno de ellos con un golpe en la cabeza y el otro con un disparo en la pierna izquierda.
Según el parte policial de los hechos, dos hombres adultos, uno de 73 años y el otro de aproximadamente 54 años, acudieron a bordo de un vehículo Renault, color beige, con placas 338-VXG del Distrito Federal, acudieron al Scotiabank, ubicado en la 16 de Septiembre y bulevar Valsequillo.
En esa sucursal bancaria retiraron 200 mil pesos, dinero que metieron en un maletín y bordaron la unidad en la que previamente habían llegado. Después tomaron rumbo al sur de la ciudad sobre la calle 2 Sur.
No se percataron pero eran seguidos de cerca por varios sujetos, dos de ellos al ver que antes de llegar a la avenida Las Torres, el semáforo hacía que el Renault se detuviera, salieron de un vehículo que los transportaba.
Así es como los dos maleantes, uno en cada lado del Renault amagaron con armas de fuego al pito y al copiloto y les pidieron que entregaran el maletín con el dinero. Los propietarios de los billetes se negaron y pusieron resistencia.
Eso ocasionó que el que estaba del lado de copiloto golpeara al hombre de 73 años de edad con una cacha, abriéndole una lesión en la cabeza, mientras que el otro disparaba en al menos cuatro ocasiones.
Una de las balas, según comentaron testigos del intento de robo, impactó en la pierna izquierda del conductor, esto es del hombre de aproximadamente 54 años, el cual también habría sido rozado con una bala en el dedo índice, según los testigos, parte del dedo lo tenía colgando.
La policía tardó en llegar al lugar entre 10 y 15 minutos y las ambulancias tardaron cerca de 40 minutos en llegar, lo que causó molestia entre los vecinos, quienes señalaron que de haber sido lesiones en otras partes del cuerpo el hombre impactado por balas habría muerto por la tardanza de los cuerpos de emergencias.
Finalmente fueron atendidos por paramédicos y trasladados a las instalaciones de un hospital en la zona metropolitana, su estado de salud fue catalogado como estable.
El vehículo donde viajaban los agraviados quedó resguardado por la policía del estado, así como por la policía ministerial, hasta la llegada del Ministerio Público y peritos para realizar la recolección de indicios.
De acuerdo con los testigos, los ladrones, que se fueron con las manos vacías, son robustos, de estatura media, uno de ellos portaba un chaleco del tipo que usan los elementos de las empresas de seguridad privada. Quienes huyeron aparentemente a pie, pero se presume que un vehículo los esperaba en las inmediaciones.
Según algunos de los curiosos, los dos lesionados tienen un negocio de maderería por las inmediaciones, por lo que presumen el dinero pudo ser para el pago de mercancía.