• Hubo ocho muertos, 26 lesionados y 14 vehículos involucrados de los cuales 12 quedaron completamente calcinados.

Odilón Larios Nava.- Ocho muertos en total y 26 lesionados, fue el saldo final que dejó la carambola de 14 vehículos en el kilómetro 141 de la autopista Puebla-Orizaba con dirección a Veracruz. Las unidades quedaron completamente calcinadas, entre ellas tres tráileres y un autobús de la línea AU, como 10 vehículos particulares. El levantamiento de los cadáveres los realizó el Ministerio Público de Tepeaca.
Según relataron algunos testigos de la catástrofe, el aparatoso y mortal accidente se debió a la quema de pastizal a ambas orillas de la autopista, lo cual dificultó la visibilidad en la vialidad.
Según indicaron algunos de los testigos, un vehículo particular se habría frenado de improviso por la casi nula visibilidad y por ello el tráiler de la empresa Coca-Cola, de la marca Kenworth, con número económico T-20898, con placas de circulación KZ-81-920, también debió frenar de improviso.
Esta última maniobra habría ocasionado que un camión de pasajeros de la línea AU, el cual salió de Puebla y tenía como destino de llegada la comunidad de Chilchotla, se impactara en la parte de atrás y después de eso se dio la carambola. De inmediato el autobús comenzó arder y con ello las demás unidades.
En cuestión de minutos la escena adquirió dimensiones infernales, algunos de los tripulantes de los vehículos alcanzaron a salir corriendo, pidiendo auxilio, buscando escapar de las garras de la muerte. En su mayoría, los sobrevivientes iban prendidos, como verdaderas antorchas humanas.
Es por ello que pedían ayuda a gritos y rodaban en el asfalto para apagarse. Algunos automovilistas que circulaban en sentido contrario de inmediato pidieron ayuda a los números de emergencias, pero el embotellamiento vehicular en ambos sentidos de la vialidad ocasionó que la ayuda no llegara tan pronto como lo hubieran querido los lesionados.
Personal de Caminos y Puentes Federales (Capufe), de SUMA, Cruz Roja, Policía Federal, policía de Amozoc, Bomberos del Estado y personal de Protección Civil Estatal, acudieron para laborar coordinadamente para contener la situación. Luego de cerca de tres horas de intensa labor el fuego quedó controlado en su totalidad.
En total fueron 26 las personas lesionadas, al cierre de esta edición se desconocían sus identidades, edades y sexo. Doce de los lesionados fueron considerados de gravedad, de estos últimos cuatro corren riesgo de morir por la gravedad de las heridas que presentaron.
Los vehículos involucrados son: un camión de la empresa Coca-Cola el cual sólo se quemó en al 40 por ciento en sus contenedores; un camión de pasajeros de la empresa AU, con placas de circulación 771-HX2, combustionado en su totalidad; un tráiler que transportaba cervezas, calcinado al cien por ciento; un tráiler cargado con cartón, que también ardió al 100 por ciento.
Los otros vehículos que también se quemaron en su totalidad son: una camioneta tipo estaquitas, un vehículo indeterminado, un Chevrolet, un Jetta, un Chevy, una pick up que transportaba telas y cartón, una van, y una vagoneta.

EL RELATO DE UN TESTIGO

“Este accidente fue ocasionado por el humo. La quema de pasto. Nosotros veníamos cinco o seis carros atrás, en ese momento entre la confusión del humo de este lado y el otro, frenaron los carros y ya no hubo que hacer. Comenzó a regresar gente herida de este lado, salían gritando ‘auxilio’ y eso, pero al mismo tiempo decían que había algunas pipas que se podían incendiar y ya no se pudo hacer nada.
Había gente que se bajaba prendida y se rodaban para apagarse, gente que estaba toda ensangrentada. Buscaban la forma de apagarse. El incendio fue instantáneo, pero no había visibilidad por el humo.
Hubo personas de la tercera edad, era sorprendente ver cómo se tiraron desde las ventanas del autobús y se pusieron a salvo. Lo que más me impactó de esto fue la desesperación de la gente, por tratar de apoyar y no poder, la gente quemándose, había un señor que se le desprendía la piel, gritando pedía que lo ayudáramos pero no podíamos hacer nada”, relató un automovilista de nombre Jaime Mendoza.

EL RECUENTO DE HECHOS

Una vez que el fuego quedó controlado en su totalidad, comenzaron las labores para remover los vehículos y revisar el interior de las unidades para confirmar si había restos humanos.
Hasta el cierre de esta edición las autoridades ministeriales tenían confirmados ocho muertos calcinados, según las diligencias del levantamiento del cadáver realizadas por el Ministerio Público de Tepeaca. Se espera que en las próximas horas se dé a conocer el recuento final de los hechos.
La autopista fue reabierta con sentido a Puebla alrededor de las 23:00 horas, y se esperaba que alrededor de la media noche fuera reabierta la circulación con sentido a Veracruz.