• Los hechos ocurrieron en la colonia Adolfo López Mateos; para conseguir la captura los ministeriales causaron daños en varias casas.
• Los propietarios de los domicilios afectados exigen a la Fiscalía General que pague.

Odilón Larios Nava.- Varios sujetos fueron detenidos por elementos de la policía ministerial durante una persecución y balacera ocurrida en la colonia Adolfo López Mateos. Se presume que los detenidos están involucrados en el homicidio del comandante Raúl Ávila. Las acciones para detenerlos tardaron cerca de 20 minutos, los maleantes saltaron entre las casas y eran perseguidos a balazos por los agentes de la Fiscalía General del Estado (FGE).
Extraoficialmente se dijo que hubo varios detenidos como resultado de esas acciones. Por lo menos se mencionó que fueron cuatro los detenidos, pero oficialmente no se informó nada por parte de la FGE.
Alrededor de las 16:30 horas se tuvo registro de diversas llamadas de ciudadanos que indicaban que en la zona de Plaza Loreto había una persecución. Estos reportes indicaron que policías ministeriales perseguían una camioneta X-Trail color rojo y a un Volkswagen, Jetta, color café.
La persecución a toda velocidad llegó hasta la colonia Adolfo López Mateos, donde en la calle Libertad y Venustiano Carranza, donde el vehículo café se impactó contra una barda y derribó parte de la misma.
Estas acciones estuvieron a cargo del Grupo Especial de Intervención Táctica y de la agencia de homicidios, de la Fiscalía General del Estado.
En ese primer momento según los testigos, se habría asegurado a uno o dos hombres. Mientras que el resto de los policías ministeriales siguieron persiguiendo a otros delincuentes, quienes brincaron a domicilios de la zona y los agentes de la FGE tuvieron que ingresar a esas casas para perseguirlos.
Por lo menos irrumpieron, sin permiso de los moradores, en seis casas. Al final lograron detener a otros delincuentes. En total no se precisó el número de detenidos, pero según los curiosos podrían ser entre dos y tres los delincuentes capturados por medio de esta balacera.
En algunos de los domicilios en donde ingresaron los ministeriales quedaron en el lugar casquillos percutidos calibre 223.

EXIGEN QUE FGE PAGUE POR DAÑOS CAUSADOS

Los vecinos que se vieron afectados en sus propiedades por la irrupción de los policías ministeriales exigen a la Fiscalía General del Estado que paguen los daños causados y que se apeguen al respeto de la ley porque violaron muchas garantías individuales en ese operativo.
Una mujer acusó que además de los destrozos que causaron en su casa, un ministerial apuntó con el arma a su nieto de 7 años de edad. Además que también fue agredida de la misma manera una mujer embarazada, a quien los agentes acusaban de estar escondiendo al maleante, siendo que ellos afirman no conocerlos. Estas agresiones ocurrieron en domicilios ubicados en las calles Emiliano Zapata y Francisco Villa.

CON TODO Y AMPARO DETIENEN A PORPIATERIO DE TAXI

Cabe señalar que el pasado martes, Carlos Alberto Martínez Vázquez, el propietario del taxi desde el que dispararon al comandante Raúl Ávila, se presentó por voluntad propia a declarar ante la FGE, lo hizo con el amparo 57/2016 del Juzgado Segundo de Distrito en Materia Penal. Pese a ello quedó de tenido por las autoridades ministeriales por su presunta relación con el homicidio del jefe ministerial.
Como se informó en este espacio, antes de entrar a declarar, Carlos Alberto Martínez Vázquez, declaró ante los medios de comunicación que era inocente y que se presentaba para que se deslindaran responsabilidades.