Odilón Larios Nava.-

Por medio de un fuerte operativo a cargo de soldados del Ejército Mexicano y la Procuraduría General de la República (PGR) se logró la detención de dos narcos en la colonia San Rafael Oriente en la capital poblana, entre ellos se encuentra el jefe de la plaza de este grupo delictivo que opera en estados como Guerrero, México y Morelos.
Los dos detenidos Gonzalo Martín Souza Neves y a José Bahena Salgado, se encargaban del trasiego de cocaína a estados como Chicago e Illinois, en Estados Unidos. Para ello transportaban la droga en autobuses de pasajeros. Mediante este operativo se les aseguraron 24 kilos de cocaína y 250 mil dólares americanos.
De acuerdo con el parte oficial de los hechos dado a conocer por la Secretaría de Gobernación Federal, en el operativo que se llevó a cabo este jueves desde las seis de la mañana a las cinco de la tarde, en la calle 16 de Septiembre de la colonia San Rafael Oriente, en la capital del estado de Puebla, se aseguraron algunos vehículos, droga y dólares, así mismo se detuvo al líder de la plaza en Puebla de esa organización criminal.
Gonzalo Martín Souza Neves y a José Bahena Salgado, fungía como jefe, en el estado de Puebla, de un grupo delictivo con actividades en los estados antes mencionados.
“Souza Neves tomó el mando del grupo delictivo a partir de la detención de Mario Casarrubias Salgado, el 29 de abril pasado, quedando a cargo del trasiego de cocaína, a través de compartimentos ocultos en diversos vehículos, principalmente en autobuses de pasajeros”, se lee en el boletín oficial.
A los detenidos se les aseguraron 24 paquetes con sustancia similar a la cocaína, el peso de los mismos fue de 24 kilos, así mismo se les aseguraron 250 mil dólares americanos y tres vehículos.
Las autoridades informaron que con esta detención se afecta significativamente las actividades de la organización delictiva a la que pertenecen los detenidos, ya que esta es su principal forma de financiamiento.

CÓMO SE SUSCITARON LOS HECHOS

El cateo según comenzó alrededor de las seis de la mañana cuando los militares arribaron y desplegaron un cerco de seguridad que abarcaba desde las calles 15 Oriente hasta la 17 Oriente, ya que la bodega cateada se encuentra entre las mencionadas calles.
En el inmueble cateado los vecinos, comentaron, veían entrar camionetas y que en el interior tenían tambos, pero nunca supieron qué actividad desempeñaban en esos inmuebles. Además veían que llegaban algunos autobuses que se estacionaban en el exterior.
En ningún momento sospecharon que en el sitio se realizara alguna actividad ilícita, hasta que este jueves al despertar se encontraron con los militares resguardando la zona y sus vehículos apostados, listos para repeler cualquier agresión en caso de que se presentara. El tránsito por esas calles quedó restringido.

IMPORTANTE ASEGURAMIENTO

Aunque no hubo información oficial al respecto de estos hechos, de manera extraoficial comenzó a trascender que se trataba de un operativo contra drogas.
Dichos trascendidos hacían hincapié en la captura de varios sujetos y el aseguramiento de una gran cantidad de droga, así como una importante cantidad de dinero. Sin embargo fue hasta por la noche cuando las autoridades federales precisaron los números de lo asegurado.

EL OPERATIVO

Elementos del Ejército Mexicano estuvieron apostados en la 17 Oriente donde no se permitía el paso a la 16 de Septiembre, en la 15 Oriente y 16 de Septiembre, así como en calle Yucatán y 16 de Septiembre, ese perímetro fue el área de seguridad que mantuvieron en todo momento los castrenses.
En el sitio se pudieron ver 5 vehículos tipo Humbie, un camión de traslado de personal, dos camionetas tipo Ram. También arribaron horas después dos unidades depara cateos de las Fuerzas Especiales, equipados cada uno con Ametralladoras Browning.

LO QUE SE VIO EN EL LUGAR

De acuerdo con lo que se pudo observar en el lugar de los hechos, el personal militar aseguró una camioneta Jeep, Patriot, color blanco, con placas HBH-35-07 del estado de Guerrero, la cual estaba estacionado frente a las bodegas del otro lado de la acera.
Horas después llegó un tractocamión color blanco con caja seca, el cual fue ingresado al lugar, allí estuvo hasta cerca de las tres de la tarde que fue cuando salió nuevamente y fue retirado del lugar, presumiblemente cargado con objetos asegurados en la bodega.
Aproximadamente a esa misma hora llegaron al lugar cerca de 20 elementos de las Fuerzas Especiales, es decir la elite del Ejército, algunos de ellos lo hicieron a bordo de los camiones especiales para incursiones y cateos.
En uno de esos vehículo se presume retiraron a los dos detenidos. Mientras que también se aseguró un vehículo SEAT, color gris, con placas 234-WZA del Estado de México, y una camioneta Nissan, Pick Up color blanco, con placas HC-41-836.
También se vio salir del lugar un camión tipo autobús con razón social Guelaguetza Tours, Inc., con número económico 15696, presumiblemente en él se pretendía esconder cocaína para trasladarla hasta el norte del país y allí cruzar la frontera.
Durante estas acciones se pudo observar el momento en que los elementos de las Fuerzas Federales ingresaban a un presunto detenido a uno de los dos vehículos especializados en los que llegaron.
El operativo culminó alrededor de las 17:00 horas, tras once horas que duró el cateo. Una vez que se retiraron los soldados, se pudo observar que las bodegas estaban vacías, y que las chapas habían sido forzadas durante estas acciones. En el lugar no quedó nada que hiciera intuir la actividad ilícita que allí se realizaba.
Una vez que se conocieron los resultados oficiales quedó claro que es una de las más importantes detenciones que se han dado en el territorio Poblano, sobre todo considerando que fue en una colonia relativamente céntrica en la capital poblana.
Como dato adicional hay que decir que hace un par de años a apenas diez cuadras de este lugar, en el fraccionamiento Puerta de Hierro, fue capturado Sergio Villareal Barragan, alias “El Grande”.