• Participó en un asalto a cliente bancario; su cómplice logró escapar.
• Los dos ladrones, el colombiano y el hombre que escapó, proceden del Estado de México.

Odilón Larios Nava.- Un colombiano, avecindado en el Estado de México, dedicado al asalto a cuentahabientes, fue detenido por autoridades policiales poblanas en la colonia Belisario Domínguez, su cómplice logró escapar. Además de la detención de este delincuente, se logró asegurar la motocicleta que ocupaban para delinquir y recuperar los 88 mil pesos que momentos antes habían arrebatado a un usuario bancario.
El asalto a mano armada se registró a las 11:20 horas de este viernes, a las afueras de un banco ubicado en la 33 Sur y Circuito Juan Pablo II, cuando el cuentahabiente había subido a su auto, después de retirar la cantidad de dinero antes mencionada. Los rateros lo interceptaron, y, a punta de pistola, le arrebataron el efectivo y huyeron en una motocicleta tipo deportiva.
El agraviado dio aviso a las autoridades y así fue como se dio una intensa movilización policial por la colonia Volcanes y Belisario Domínguez. Ante el gran número de policías que se sumaron al operativo para localizar a los delincuentes, los bandidos llegaron a la 23 Sur y 23 Poniente y allí abandonaron la motocicleta y decidieron escapar tomando distintos caminos.
Uno de ellos, el colombiano de nombre Willington Antonio T. H., de 44 años de edad – en un inicio se identificó como Hugo – subió a un taxi y ahí pretendía escapar, pero en la 21 Poniente y 33 Sur el taxi Chevrolet, Aveo, color negro con amarillo, con placas 5112SSj, fue interceptado por los policías.
En un inicio se pensó que tanto el pasajero como el taxista estaban relacionados con el asalto, sin embargo el mismo colombiano dijo que el taxista, de nombre Mariano Daniel, es inocente, pues lo abordó haciéndose pasar por usuario.
La motocicleta doble propósito, color negro, quedó asegurada igual que el taxi, este último vehículo será liberado una vez que se hagan válidas las declaraciones de Willington Antonio, en el sentido de que el taxista es inocente.
El cómplice del colombiano escapó, pero por medio de las investigaciones se espera dar con su paradero y así lograr desmantelar esta banda procedente del Estado de México, quienes venían a delinquir a la ciudad de Puebla.
Además de los dos vehículos asegurados, el taxi y la moto, también se recuperó el dinero robado, es decir los 88 mil pesos.