Por Jesús Lemus/Puebla

Los pre-candidatos del PRI y PAN a la alcaldía de Puebla, Guillermo Deloya y Eduardo Rivera Pérez, tienen negativos que provocarán su derrota en las elecciones del 1 de julio, expresaron Claudia Rivera Vivanco y Violeta Lagunes Viveros, aspirantes al mismo cargo por las filas de MORENA.
En primer lugar, Rivera Vivanco señaló que Deloya Cobián fue cómplice de los delitos de pederastia cometidos por ex gobernador del estado de Puebla, Mario Marín Torres hace un par de años.
Recordó que el pre-candidato del PRI a la presidencia municipal de Puebla, fungió en su momento como particular del ex mandatario poblano y jamás hizo pronunciamientos sobre el delito citado.
Sobre Rivera Pérez, pre-candidato del PAN a la presidencia municipal de Puebla, opinó que perdió credibilidad, luego de que fue perseguido político por su propio partido ante el tema de su cuenta pública en 2013 y; ahora resulta, dijo, que le otorgan un “perdón ficticio”.
A la misma crítica en contra de Rivera Pérez, se sumó Violeta Lagunes Viveros, quien dijo que perdió la dignidad política, al aceptar por segunda ocasión la candidatura a la alcaldía de Puebla.
Señaló que su aspiración a la alcaldía de Puebla, se debió a la invitación que hizo el partido Encuentro Social y; por ello, se registró en el proceso interno de MORENA.