Marco Fierro

 

El cáncer infantil en México es un problema de salud pública, pues se estima que al año se detectan entre 5,000 y 6,000 casos de cáncer en menores de 18 años, además, representa la principal causa de muerte por enfermedad entre los 5 y 14 años, equivalente a más de 2,000 vidas anuales.

Aunque en Puebla hay grupos que promueven el uso de la peluca oncológica para niños que tienen esta enfermedad como la fundación una Nueva Esperanza, y con ello no se sientan menospreciados u observados por los demás, hay otros como la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer de Puebla (AMANC) que no comparten la misma idea y prefieren que la enfermedad se lleve con naturalidad.

En entrevista, la presidenta del Consejo Directivo  de AMANC, Luz María Najera Peralta, señaló que a nivel nacional su asociación tiene el objetivo de brindarle al niño la confianza necesaria para que se acepte tal y como está, “peloncito”, y hacerle ver que así es él y así es como ser humano, por lo que no necesita una peluca adicional.

“A nivel nacional todo el sistema AMANC tiene el objetivo de brindarle al niño la confianza necesaria para que se acepte tal y como está, así peloncito, hacerle ver que así es él y así es como ser humano, pues no necesita una peluca adicional, no necesita este tipo de apoyo es por eso que nosotros no brindamos las pelucas oncológicas”, dijo.

Sin embargo, existen campañas y fundaciones con este fin; es decir, que tienen el objetivo de promover el uso de pelucas oncológicas, en especial en menores que padecen cáncer, y que por el tratamiento se quedaron sin cabello.

De acuerdo con un grupo especializado para la elaboración de pelucas oncológicas, ubicado en la 4 sur en la colonia El Carmen, los requisitos para donar cabello y así poderlas elaborar son: tener el cabello limpio y seco, que mida 50 centímetros trenzado, que no esté maltratado y que de preferencia no esté teñido.

Lo anterior, con el objetivo de que las personas con cáncer reciban una peluca natural que sea similar a su propio cabello.

Para su elaboración los cabellos se separan por tonos y largos, a fin de formar 14 cortinas, las cuales son necesarias para hacerlas. El procedimiento se realiza en dos días y así como pelucas para personas con cáncer, también hay algunas que se utilizan en pacientes que sufren alopecia o quemaduras tan graves que ocasionan la pérdida del cabello.