Campesinos del Popo e Iztaccihuatl exigen a la Volkswagen una indemnización de 70 mdp por los daños generados a la región por la extracción de agua en altas cantidades que realiza la armadora Alemana.

Los inconformes afirmaron que está situación les ha dañado miles de hectáreas de cultivos,aseguran que con el recurso acondicionaron caminos y compraran maquinaria  para combatir los incendios en los bosques. Además afirmaron que están en contra por el uso de los cañones antigranizo, lo cual afecta el ciclo de lluvia.