UNA gran velada vivieron los poblanos con la presentación de las agrupaciones Reik y Camila en el Centro Expositor, donde por primera y única vez los artistas compartieron el escenario.
Reik, comenzó su show después de las 21:00 horas, “¿Qué pasó Puebla?” comentó Jesús vocalista, cantando su sencillo “Peligro”, lo que hizo vibrar el recinto con la voz de los más de 13 mil asistentes.
Julio y Bibi siguieron con temas como “Inolvidable”, “Creo en ti”, “No te quiero olvidar”, “Me duele amarte” y “Ya te olvidé”, entre otras canciones que entonaron durante 60 minutos.
Tras su actuación tocó el turno de la agrupación Camila, conformada por Mario Domn, Samo y Pablo, quienes fueron los más ovacionados de la noche y mantuvieron al público de pie de principio a fin.
Durante más de 90 minutos interpretaron una serie de éxitos que conforman su “tour” 2011. “Dejarte de amar”.
Temas como: “Mientes”, “Aléjate de mí”, “Bésame”, “Abrázame”, “Coleccionista de canciones”, “Contigo quiero estar”, “Me voy” y “De qué me sirve la vida”, “Todo cambió”, no podían faltar, hasta el momento emotivo al cantar Mario junto con Pablo, las tradicionales “Mañanitas” para Samo, quien a decir de sus compañeros cumplió 25 años.
Posteriormente, los asistentes del grupo entregaron un pastel de chocolate en forma circular y lleno de velitas para el homenajeado, quien no pudo evitar la clásica “mordida”. “Muchas gracias a todos, es una bendición cantar esta noche y festejar mi cumpleaños con gente tan hermosa.
El repertorio musical continuó con un popurrí conformado por canciones que Domm ha escrito, pero que han sido interpretadas por famosos, como “Tocando fondo”, de Kalimba; “Volver amar”, que se convirtió en éxito en la voz de Alejandra Guzmán, y el tema “Equivocada”, de Thalía.
Previo al concierto, los integrantes de Reik y Camila tuvieron una convivencia con una docena de admiradores, quienes además pudieron fotografiarse con los famosos y llevarse de regalo sus autógrafos.
En primera fila también se contó con la presencia de Martha Érika Alonso de Moreno Valle, esposa del gobernador de Puebla, Rafael Moreno, quien asistió acompañada por un grupo de amigas.
También estuvo presente Liliana Ortiz de Rivera Pérez, esposa del presidente municipal de Puebla, Eduardo Rivera, quien llevó a su hija y dos niñas más.