El alcalde de Puebla, Luis Banck Serrato, buscará acercamientos con los concesionarios del transporte público para que refuercen sus medidas de seguridad instalando cámaras de video vigilancia o botones de pánico.
Luego de la ola de asaltos que se ha desatado en varias rutas de la ciudad, el edil capitalino consideró necesario ampliar las estrategias para combatir este delito, por el peligro que representa para los usuarios.
Señaló que los pasajeros han reportado diversos asaltos, incluso, con violencia por las agresiones de los delincuentes.
“Tenemos un trabajo pendiente que debemos hacer para aminorar los riesgos de asaltos en el transporte público, tenemos que trabajar en instalar este tipo de equipos en las rutas más conflictivas para prevenir estas situaciones”, dijo.
Banck Serrato aceptó que hay un trabajo pendiente por parte de las autoridades para atacar este problema, para lo cual, planteó la instalación de cámaras de video vigilancia así como botones de pánico.
El edil precisó que se seguirán manteniendo los operativos en el transporte público de la ciudad, en tanto se afina este proyecto con los concesionarios.