Dulce Gómez

El alcalde capitalino, Luis Banck Serrato, le respondió “que se tranquilicen y que se pongan a trabajar” a aquellos que lo han señalado de usar su cargo como “trampolín político” con miras al proceso electoral del próximo año.

Ayer, en entrevista, destacó que su compromiso es el de presidente municipal y puntualizó que cada quien debe hacer lo que le corresponde y llamó sus detractores a enfocarse a sus labores.

“Que se tranquilicen y que se pongan a trabajar. Que cada quien haga lo que corresponde y que hagan su chamba”, subrayó.

Lo anterior, al cuestionarle su opinión luego de que el diputado federal priista, Víctor Manuel Giorgana Jiménez, lo exhortó a ser funcionario de tiempo completo ante los problemas que tiene la ciudad.

Pese a lo anterior, el edil enfatizó que no comparte la declaración del legislador y aseguró que está dedicado al 100 por ciento en su trabajo al interior de la Comuna.

Incluso, sostuvo que prueba de su trabajo como munícipe son las giras de trabajo que realiza en Puebla y que son informadas a través de los medios de comunicación.

“Mi dedicación y mi tiempo están dedicados a la alcaldía y de eso no queda duda. Si tiene alguna duda (Giorgana) pues que revise los medios de comunicación que dan cuenta de mis actividades todos los días, e incluso en fines