Dulce Gómez

El director de Protección Civil Municipal, Gustavo Ariza Salvatori, dejó en claro que las calles del Centro Histórico no serán reabiertas hasta que las fachadas y conrnisas de todos los inmuebles estén 100 por ciento seguras, después de los daños que dejó el sismo del 19 de septiembre.

En entrevista, el funcionario municipal comentó que la apertura para que nuevamente el transporte público circule en las calles aledañas al primer cuadro de la ciudad depende de los mismos propietarios de viviendas y negocios y no del Ayuntamiento de Puebla.

Dijo que es necesario garantizar la seguridad de la población a la hora de caminar por las vialidades del Centro Histórico, sin ningún tipo de riesgo, especialmente el posible desprendimiento de bardas y cornisas.

Señaló que el transporte público produce vibraciones que pueden derivar en la caída de muebles afectados por el movimiento telúrico del 19 de septiembre -y que en Puebla capital dejó nueve personas sin vida-.

“En este momento hay calles que no son seguras y que todavía hay que atender, y es por eso que el transporte público no puede pasar”, puntualizó.

Cabe recordar que en días pasados empresarios solicitaron la reapertura de las calles, debido a que las ventas en el Centro Histórico registraron una disminución.