Odilón Larios Nava.-

La imprudencia de un trabajador del volante ocasionó la mañana de este martes una brutal carambola que dejó como saldo 24 personas lesionadas, entre ellas niños, mujeres y ancianos.
Hasta el lugar de los hechos tuvieron que movilizarse los cuerpos de emergencias quienes a bordo de 5 ambulancias de SUMA y Cruz Roja, otorgaron los primeros auxilios a los 24 lesionados y posteriormente los trasladaron a los hospitales de Traumatología y Ortopedia del IMSS, del General del Norte (HGN) y la Benemérita Institución.
Entre los lesionados, se informó que había dos personas muy delicadas, 9 de mediana consideración, y los otros 13 fueron reportados como estables, la mayoría pasajeros viajaban de la ruta del transporte público M-17.
De acuerdo con las declaraciones de algunas víctimas y testigos de los hechos, el fuerte accidente se suscitó alrededor de las 9:40 horas, cuando el conductor del microbús referido, unidad 17 con placas 652-860-S, que circulaba de la junta auxiliar La Resurrección con sentido al Centro, iba “jugando carreteritas” con otra unidad.
Según indicaron los propios pasajeros que al ir a exceso de velocidad, sobre la 20 Oriente, a la altura del Polideportivo Xonaca, el chafirete responsable perdió el control del vehículo y terminó embistiendo una camioneta particular que a su vez le pegó a una camioneta Suv, de la marca Renault, tipo Scenic, color verde, con placas TXN-89-13 de Puebla, conducida por un joven.
Tras el impacto, la Scenic le pegó también a un vehículo VW tipo Derby, rojo, con placas TUM-89-21, que estaba enfrente y cuyo conductor también resultó lesionado. Finalmente el microbús terminó incrustado atrás de un tráiler de la marca Kenworth, sin caja y con placas 240-ED-5, que se encontraba estacionado.
Fueron agentes de Tránsito y Peritos Municipales del sector 4, quienes aseguraron al microbusero de nombre Juan Benito Moreno Medel, para que le finquen los cargos correspondientes por los daños ocasionados.