• Fueron detenidos mediante un cateo en un domicilio en donde estuvieron ocultos casi 24 horas.
• Los policías del Grupo Especial de la PGJ no encontraron a nadie, en una segunda revisión los de Tecamachalco y Tehuacán lograron encontrar y detener a los delincuentes.

Odilón Larios Nava.- Policías ministeriales de Tecamachalco y Tehuacán, lograron, mediante un cateo, la detención de tres integrantes de una peligrosa banda de ladrones de vehículos con mercancía en San Miguel Zozutla. Estos sujetos habían robado una camioneta cargada con productos lácteos y llevaban encajuelado al conductor, un testigo dio aviso a las autoridades y así se pudo acorralar a los delincuentes en el inmueble en el que fueron detenidos hasta que se obtuvo la orden de cateo mediante la cual su logró su detención.
La acción antes mencionada ocurrió el pasado viernes por la tarde, cuando un nutrido número de ministeriales de Tecamachalco y Tehuacán, así como del Grupo Especial de la Procuraduría General de Justicia del Estado, arribaron hasta un domicilio ubicado en San Miguel Zozutla, comunidad perteneciente al municipio de Yehualtepec.
En ese lugar se había informado que se habían escondido los integrantes de una peligrosa banda de ladrones con mercancía, después de que fueron descubiertos, por lo que se había montado vigilancia para evitar que alguien saliera, hasta que se obtuviera la orden de cateo correspondiente.
De acuerdo con versiones extraoficiales, el jueves 30 de julio, el conductor de una camioneta tipo tres toneladas, cargada con productos lácteos fue sorprendido por esta banda, la cual se hacía pasar por policías ministeriales para hacer que sus víctimas se detuvieran. Así sorprendieron al conductor y tras someterlo y despojarlo de la unidad, lo subieron a un Jetta, modelo 2000, con placas del Distrito Federal, en donde lo encajuelaron, pretendían irlo a abandonar a un lugar baldío.
Mientras lo llevaban privado de la libertad, alguien que fue testigo del robo avisó a los números de emergencias y así la policía municipal y ministerial, comenzaron la persecución del Jetta en cuestión, en donde se decía iba una persona secuestrada.
Así es como los delincuentes llegaron hasta un domicilio ubicado en un predio entre las calles Francisco Javier Mina, la calle Emiliano Zapata y la Nicolás Bravo. Allí se percataron cómo los ocupantes del Jetta descendían e ingresaban a la casa. Por ello procedieron a resguardar el inmueble, para apegarse al nuevo sistema de justicia penal, de esta forma nadie podría entrar o salir de esa casa.
Mientras que otros policías revisaron el Jetta y allí rescataron al hombre que iba encajuelado, fue él quien refirió que se había tratado del robo de su camioneta e indicó la mercancía que transportaba.
Así es como se solicitó la intervención del Ministerio Público de Tehuacán, quien llegó el viernes con la orden de cateo correspondiente. Para ese entonces también habían arribado elementos del “Grupo Especial” también conocido como Grupo Táctico, de la PGJ.
Éstos últimos dijeron que tomarían el control de la situación para estar a cargo de la incursión. Ingresaron al domicilio y después de hacer “una minuciosa revisión” salieron para decir que el lugar estaba “limpio”.
Es así, que con confianza ingresaron los peritos para realizar los peritajes correspondientes. Los del Grupo Especial se retiraron del lugar. Cuando ya había pasado un tiempo considerable los peritos trabajaban en silencio y notaron como de debajo de un sillón empezaba a salir un hombre.
Salieron corriendo y gritando auxilio, es así como ahora los ministeriales de Tecamachalco y Tehuacán ingresaron e hicieron una verdadera revisión del lugar y encontraron a tres delincuentes ocultos. Uno de ellos bajo el sillón y otros en dos sitios distintos de la casa.
Los tres delincuentes de nombre, Erick N., otro Erick y Pedro, fueron reconocidos por la parte agraviada como quienes lo habían asaltado y lo llevaban privado de la libertad. Trascendió que un cuarto logró escapar.
Los tres detenidos dijeron ser, dos de Tlaxcala, uno del Distrito Federal y el que escapó se dijo que es poblano. A los detenidos se les aseguraron armas de fuego tipo revólver, se presume que estas armas podrían corresponder a algunas que fueron robadas mediante un asalto a una de las comandancias de la región, cuando además robaron cajeros automáticos.
Es así como los tres sujetos quedaron detenidos y a disposición del Ministerio Público de Tehuacán en donde se efectuará el juicio oral en su contra.