Odilón Larios Nava.- Una joven mujer fue hallada sin vida a un lado del camino a Los Cantiles, a escasos 500 metros de la carretera a San Baltazar Tetela. Se presume fue asesinada durante la madrugada de este domingo por medio de asfixia, ya que en el cuerpo no se observaban señales de lesiones externas. Con este nuevo feminicidio, ya suman 55 en lo que va del 2014 según el recuento realizado por la asociación civil El Taller, la cual en su más reciente conteo había señalado que llevaban registradas 54 mujeres asesinadas por su condición de género.
El cadáver se encontró en el paraje Las Tinajas, perteneciente a la junta auxiliar de San Baltazar Tetela, en el municipio de Puebla, es la zona en donde los deportistas y muchas familias poblanas acuden a hacer ejercicio, acampar, e incluso a practicar deportes extremos.
Alrededor de las 12:00 horas de este domingo, personas que pasaban por el lugar dieron aviso al 066 y así se informó a la policía municipal de la junta auxiliar de San Pedro Zacachimalpa, que acudiera a verificar el reporte.
Los uniformados acudieron hasta el sitio y entre unos matorrales y pasto seco, propios de la temporada de otoño, se localizó el cuerpo de una mujer boca abajo. El cadáver estaba mal envuelto en algunas cobijas, bajo de ellas una bolsa negra de plástico, como las de basura, la cual tenía cinta café alrededor, como indicando que al llevar el cadáver al lugar, el o los responsables lo hubieran llevado dentro de una bolsa.
La mujer de aproximadamente 25 años de edad, complexión delgada, tez blanca, de aproximadamente 1.65 de estatura, cabello teñido de castaño claro, se encontraba boca abajo y sus ropas un poco levantadas dejaban ver en arriba de su cóccix un tatuaje compuesto por algunos dibujos y una palabra, el nombre de “Rubí”. Arriba del tobillo de la pierna izquierda también presentaba un tatuaje aunque se desconoce qué dibujo.
Las ropas que portaba la mujer era un mallón color negro con dibujos en franjas horizontales de color café, una blusa color rojo y una chamarra del mismo color, su ropa interior era gris con contornos azules, no se encontraron zapatos en el sitio.
Personal de la policía municipal se encargó de acordonar la zona y resguardar el cadáver hasta el arribo del personal de la agencia del Ministerio Público. Mientras que personal de SUMA de la ambulancia 023 confirmaron que no había nada que hacer por la fémina pues no presentaba ningún signo vital.
Personal de la Agencia del Ministerio Público Especializado en Investigación de Homicidios se encargó de realizar las diligencias del levantamiento del cadáver e iniciar la averiguación previa 95/2014, donde quedó asentado que la mujer está en calidad de desconocida, sólo señalada como número 141.
Cabe señalar que el cadáver no presentaba lesiones externa, sin embargo los dedos de ambas manos los tenía contraídos, como en un rictus de desesperación. Lo anterior hizo intuir que la probable causa de muerte fue asfixia.
Hasta el cierre de esta edición se desconocía el móvil de este homicidio. Se espera que una vez que mujer sea identificada las autoridades puedan entrevistarse con los familiares de la fémina y con la información que