Tras los hechos ocurridos el 16 de abril de 2014, la Secretaria de Salud tomó medidas como la suspensión inmediata del médico, así como del personal del hospital que atendieron a la víctima y turnó el caso a la Secretaría de la Contraloría del Estado y a la Comisión de Arbitraje Médico para continuar con la investigación y la sanción correspondientes.
El Gobierno del Estado de Puebla atenderá y dará cabal cumplimiento a los puntos pendientes de la recomendación emitida por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), con el fin de resarcir en su totalidad el daño causado por la inadecuada atención médica a una paciente, en el Hospital General de Acatlán de Osorio.
Esta Administración colaborará plenamente con la Comisión Nacional de Derechos Humanos, con el fin de que las investigaciones continúen su curso, para que se establezcan las acciones legales correspondientes.
De igual forma, la Secretaría de Salud ha procedido junto con la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Puebla, a la programación e instrumentación de cursos y talleres de capacitación rigurosa al personal en materia de Derechos Humanos en el rubro salud para reforzar medidas preventivas y adecuadas de atención, así como del conocimiento, manejo y observancia de las normas oficiales mexicanas en materia de salud y sobre el manejo adecuado del Expediente Médico. Aunado a esto, se invitará a los médicos especialistas en la certificación por los diversos consejos médicos.
Por otra parte, y con el apoyo de la Cuarta Visitadora de la CNDH, el Gobierno del Estado se ha dado a la tarea de localizar a la demandante, con el objetivo de reparar el daño moral, patrimonial, físico o psicológico, y con ello, dar cumplimiento a la recomendación que hizo el organismo. Hoy se sabe que radica en el Distrito Federal por lo que no se escatiman esfuerzos ni recursos para su ubicación.
Finalmente, la actual administración estatal refrenda el compromiso para que la atención médica que se brinda a las y los poblanos sea oportuna, con calidad y calidez, garantizando en todo momento que hechos como el ocurrido, no se vuelvan a presentar.