José Luis Moctezuma

El ayuntamiento de Puebla inició el proceso para certificarse ante los nuevos lineamientos del Programa Nacional para la Igualdad de Oportunidades y No Discriminación Contra las Mujeres, que impulsó el gobierno Federal.
En el 2015, el Instituto Municipal de las Mujeres atendió solo dos casos de discriminación laboral que fueron denunciados en la Dirección Municipal del Deporte y en el Instituto Municipal de Planeación, mientras que en lo que va de este año no se ha registrado ningún caso.
Ante la comisión de Gobernación y Derechos Humanos, la titular de la dependencia, Rosa María Carmona Ruiz, solicitó la autorización para reformar el código de ética, el cual se presentará en sesión ordinaria de cabildo.
Precisó que las modificaciones giran en torno a potencializar los valores y virtudes de las trabajadoras, pero además combatir las acciones de discriminación laboral.
“En el código de ética se modificó el tema de aumentar los valores y virtudes que cada uno de los trabajadores del ayuntamiento deberíamos de aplicar. De hecho la nueva política va enfocada totalmente a igualdad laboral y no discriminación”, dijo.
Carmona Ruiz precisó que el objetivo es impulsar acciones en favor de la igualdad laboral y no discriminación, así como sin distingo de raza, sexo y religión.
La Política Nacional de Igualdad es la estrategia del Estado Mexicano que posibilitará una sociedad incluyente, próspera, pacífica y justa para las mujeres y hombres, iguales ante la ley e iguales en los hechos.