• Lo cierto es que las industrias textileras ya se empiezan a enfocar en los textiles técnicos, esa es la tendencia

Actualmente en la universidad ya estamos buscando que nuestros estudiantes se interesen por estas áreas para que su formación sea integral y puedan abrirse espacio en materia de innovación textil, informó María Luisa Castellanos Cabrera, coordinadora del Colegio de Ingeniería Textil de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

En entrevista, explicó que los textiles técnicos son todos aquellos que no tienen un uso práctico en la industria del vestido sino que tienen otras utilidades, por ejemplo alfombras, tapicería, cortinas, sábanas, edredones, telas utilizadas para la fabricación de colchones, entretelas, toallas, etcétera.

Agregó que existe otra área de textiles técnicos industriales como el área de producción de bandas, filtros, y en la industria automotriz, donde se utilizan más de 30 textiles en un solo automóvil.

“Los cinturones de seguridad, las bolsas de aire, los recubrimientos, las capotas si son convertibles, son solo algunos ejemplos de sus múltiples aplicaciones”, refirió agregando que también en el área de la construcción o los geotextiles, enfocados en la producción de materiales que se utilizarán bajo tierra.

Un ejemplo de ellos es la utilización de dichos materiales para la agricultura que se usan mucho para la protección de cultivos (plagas o inclemencias de tiempo), o utilizados como geotextiles pueden retener mayor número de nutrientes o prolongar la vida de cultivos, también en la construcción de presas o lagos artificiales se utilizan estos geotextiles para evitar la filtración del agua.

“Existe diversidad de usos para los textiles, algunos serán más comerciales que otros, lo cierto es que las industrias textileras ya se empiezan a enfocar en los textiles técnicos, esa es la tendencia, y con el uso de nanotecnología este sector va en auge”, comentó.

Cabe señalar que de acuerdo con la Cámara de la Industria Textil (Citex) de Puebla y Tlaxcala, la industria textilera provee a estos dos estados cerca de 23 mil empleos y su crecimiento se prevé para este 2017 en 10 por ciento gracias a su creciente participación en el sector automotriz.

“Tradicionalmente, el sector textil se relaciona con la producción de telas para fabricar prendas de vestir; sin embargo, sus aplicaciones tienen múltiples usos y no solo se concentran en este sector, ya que también existen los textiles técnicos, con mayor auge en diversas industrias”, finalizó.