+ En 3 años se han otorgado 1 300 definitividades en la BUAP

Los recursos humanos son el principal activo de la BUAP, por ello, en la gestión del Rector Alfonso Esparza Ortiz se han sentado las bases para establecer una institución comprometida con el bienestar de sus trabajadores. Es así como a partir de 2013 se han otorgado más de mil 300 definitividades a docentes y administrativos, 339 plazas de nueva creación para académicos y 33 para no académicos por tiempo determinado, y casi 200 promociones en beneficio de estos últimos, todo ello a través de procesos transparentes y colegiados.
Además, mil 367 reconocimientos y estímulos a docentes, administrativos y directivos a partir de 20 años de servicio, como un agradecimiento a su permanencia, vocación y entrega durante su trayectoria laboral, para hacer de la BUAP una de las mejores instituciones de educación superior del país.
Dichas acciones se traducen en certeza laboral y son un ejercicio para retribuir y reconocer el desempeño de los trabajadores. Tales estrategias forman parte del programa VIII: Compromiso, Unidad y Bienestar de los Recursos Humanos, del Plan de Desarrollo Institucional (PDI) 2013-2017.
Fortalecer la planta académica
Entre los esfuerzos para beneficiar a un mayor número de empleados y contar con instrumentos actualizados que respalden el mejor desarrollo de la vida universitaria, se modificaron los reglamentos y normativa institucional para incrementar la entrega de definitividades y plazas de nueva creación.
Como parte estas estrategias para fortalecer la planta académica de la Institución, de 2013 a 2015 se otorgaron mil 187 definitividades, lo que refleja el compromiso con sus docentes. “Me siento muy contenta y satisfecha, porque reconocieron mi trabajo de algunos años; esto me otorga certeza laboral como docente”, expresó Maricarmen Romero Mitre.

Como otras instituciones de educación superior del país, la BUAP enfrenta el reto de establecer mecanismos para renovar su planta docente. En esa dirección se han asignado 339 plazas de nueva creación en concursos por oposición, a través de cinco convocatorias. En 2016, se entregaron 158 nombramientos a docentes, el mayor número en un sólo proceso en la historia de la Universidad. Más de la tercera parte de los académicos con nueva plaza tienen estudios de doctorado.
Ingresar a la Máxima Casa de Estudios en Puebla es un privilegio, exaltó Miguel Felipe Pérez Escalera, quien ahora es docente de la Facultad de Artes: “Somos privilegiados de ingresar a la BUAP, por ello debemos trabajar y actuar a favor de la Institución, fuera y dentro de las aulas, para así preparar a alumnos exitosos. Firmemos el compromiso de dar lo mejor de nosotros mismos y cumplir con este cometido”.
Un reconocimiento a su trabajo
El personal administrativo también es un activo de la Institución. Para reconocer su trabajo se han mejorado sus condiciones laborales, de capacitación y superación, con la entrega de 156 definitividades, 199 promociones y, por primera vez, 33 nuevas plazas por convocatoria. Las promociones corresponden a 2014 y 2015, tomando como referencia el escalafón vigente para acceder a una categoría inmediata superior, en la misma línea por función.
Para impulsar su superación personal, se entregaron 25 certificados de secundaria a trabajadores administrativos y la Institución se comprometió a realizar las gestiones pertinentes para continuar apoyando su formación académica.

En cuanto a temas de capacitación, durante 2014 y 2015, 305 personas fueron certificadas por el Consejo Nacional de Normalización y Certificación de Competencias Laborales (Conocer), en el estándar de Prestación de Servicio de Atención al Cliente.
Otras de las estrategias establecidas, a partir de 2013, es el Programa de Estímulo al Desempeño y Carrera Administrativa, que ha beneficiado a 3 mil 410 empleados. Por otra parte, este año se entregaron 2 mil 606 uniformes a mil 303 administrativos, adscritos al Sindicato Independiente de Trabajadores No Académicos de la BUAP (SITBUAP).