Por Dulce Gómez

Regidores del Ayuntamiento de Puebla condenaron el asesinato de un joven que presuntamente defendió a una mujer y a su bebé durante un asalto a bordo de la 27A perpetrado la noche del sábado a la altura de la 32 Poniente y Bulevar Héroes del 5 de Mayo.

En entrevista por separado, los integrantes del Cuerpo Edilicio lamentaron la muerte del joven de 23 años de edad egresado de la Escuela de Ciencias Sociales y Humanidades (ECCH). En este caso, los integrantes del Cuerpo Edilicio coincidieron que se debe agilizar la instalación de botones de pánico a bordo de las unidades del transporte público y que los concesionarios deben ser corresponsables.

El integrante de la Comisión de Seguridad en el Cabildo, Gustavo Espinosa Vázquez, opinó que es necesario que las autoridades exijan a los propietarios de automotores colocar cámaras de videovigilancia y además botones de alertamiento temprano, a fin de evitar hechos como el del fin de semana pasado.

Asimismo, consideró necesario que los operadores sean sujetos a pruebas de Control de Confianza y exámenes permanentes, con el propósito de garantizar la seguridad de los usuarios. No obstante, también recalcó que es responsabilidad de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM) llevar a cabo recorridos.

Por su parte, el líder de los regidores del PRI-PVEM, Iván Galindo Castillejos, indicó que tanto los concesionarios como el Gobierno Municipal, e incluso estatal deben intervenir en el tema y realizar acciones contundentes.

“Condeno el acto y lo repudio. Yo veo una actitud relajada de los concesionarios, yo veo el anuncio del gobierno que ya se invirtieron 5 millones en 200 unidades, veo disposición. Dónde están los particulares, de eso viven y ellos no están siendo solidarios con lo que estamos viviendo”, expresó al cuestionarle sobre la muerte de Erick Ernesto Bolio López, a manos de sujetos hasta el momento desconocidos.

Asimismo, regidor por el Partido del Trabajo (PT), Zeferino Martínez Rodríguez, admitió que el número de elementos policiales no es el adecuado para los habitantes de la ciudad, empero llamó al trabajo conjunto.

“Es una preocupación de cómo estar presentes en cada evento que suceden en la ciudad, es difícil, tenemos pocos policías”, finalizó el cabildante.