Daniel Vargas Emicente, estudiante de preparatoria del Tecnológico de Monterrey Campus Puebla, cerró el ciclo de competencias para los equipos deportivos de esta institución con la consecución de una medalla de plata dentro de la Olimpiada Juvenil Nacional, la cual tuvo como cede el bello puerto de Veracruz.
El camino para lograr la presea inició en diciembre con una fuerte preparación física acompañada del plan técnico-táctico correspondiente; con esas herramientas Vargas pasó por las etapas estatal y regional con éxito, para presentarse finalmente a la Olimpiada donde enfrentó a un enemigo inesperado como es la báscula, sin embargo desde ahí iniciaron las victorias ya que la venció para posteriormente poder confrontar en el evento a rivales de los estados de Tamaulipas (6-5), Quintana Roo (7-3), Nuevo León en semifinales (5-0) y Chiapas en la final (8-5).
“Siento una gran satisfacción, ya que se vio reflejado el esfuerzo del trabajo que estuvimos haciendo, muy contentos todos porque fue un trabajo en equipo, todos pusieron de su parte, desde mis papas apoyándome en todo momento, el profe Ismael (Brito) en los entrenamientos, fue un trabajo en equipo y se vio el resultado, por eso estamos muy contentos”, señaló Daniel Vargas.
Motivado por este gran resultado, ahora el taekwondoin de Borregos Puebla se preparará de nueva cuenta en todos los aspectos, ya que tendrá por delante una dura prueba como es la de competir dentro del torneo selectivo nacional de adultos a desarrollarse a finales del mes de agosto, con miras a los Juegos Centroamericanos y del Caribe del cual será sede la ciudad de Veracruz del 14 al 30 de noviembre, donde atleta poblano espera estar presente con boleto en mano a pesar de su corta edad y al ser aún juvenil.
Para lograr su objetivo Daniel Vargas y su entrenador Ismael Brito realizarán un refuerzo de la preparación física, además de que el tiempo que tendrán antes de llegar al selectivo nacional, le servirá a Vargas para recuperarse de varios golpes.
“Es comenzar de nuevo con la preparación, ahorita es un tiempo transitorio para volver a comenzar el ciclo; las competencias fundamentales van a ser el selectivo de adultos y también el Campeonato Nacional de Conadeip que será en el mes de noviembre”, recalcó.
El estudiante del segundo año de preparatoria con 17 años de edad ha mostrado un gran nivel, lo cual ya lo hace pensar en volar alto, para llegar a presentarse en un mundial de primera fuerza y un mundial universitario, por lo que de momento espera mantenerse en forma óptima, mientras da tiempo a su cuerpo y su mente para tener una mayor maduración.