El equipo de béisbol del Tecnológico de Monterrey Campus Puebla cerró su participación dentro de la Conferencia Nacional de la Conadeip, tras conseguir colocarse como Sub Campeones al caer en dos apretados duelos ante sus hermanos del Campus Monterrey con pizarras de 2-0 y 3-0.
En el primero de dos encuentros pactados a siete entradas, el manager Alejandro Esquivel envió por los “lanudos” poblanos al pitcher zurdo Christian Ramírez Montero a quien le faltó sólo un tercio para concretar una labor de seis innings, sin embargo algunos errores a la defensiva en ese mismo rollo hicieron que las aspiraciones de llevar a su equipo a la victoria se esfumaran y que terminara con el revés de 2-0.
Ya para el segundo encuentro, Aldo Valencia Ruíz sería el encargado de emparejar la serie por la novena poblana y así forzar un tercer juego, pero Valencia corrió con la misma suerte que Ramírez en el primer juego, ya que la defensiva tuvo altibajos que a final de cuentas inclinaron la balanza en favor de los regiomontanos quienes se llevaron el juego por tres carreras a cero, quedándose con el centro que ahora los avala como campeones de la Conferencia Nacional de Beisbol 2014.
Cabe señalar que los Borregos Puebla tuvieron una ofensiva aceptable en los dos encuentros y conectaron más hits (8) que la ofensiva del equipo norteño (6); sin embargo no supieron capitalizar algunas buenas oportunidades que tuvieron para anotar, incluyendo una casa llena.
“Se comportaron bien los chavos pero falto ofensiva, referente al pitcheo sobre todo hablando de Christian Ramírez hizo una excelente labor y sin demeritar a sus compañeros, porque el relevo y los demás lo hicieron bien, el otro partido también estuvo cerrado y la verdad que el pitcheo muy bien”.
Los juegos de la final de la Conferencia de Beisbol de la Conadeip en su edición 2014 se convirtieron para Borregos Puebla en la saga de una serie de encuentros frente a los Borregos regiomontanos que se han caracterizado por ser duros y cerrados, con pocas carreras, al grado de definirse solo por una y donde reina el pitcheo por ambos lados; lo anterior da la idea del trabajo que estos equipos hacen independientemente de quien se lleve los honores al final.
“Ya llevamos cuatro finales seguidas, eso habla muy bien del equipo, sin quitarle mérito a los equipos, pero ya cuando te vas a una semifinal y contra equipos del norte te das cuenta de que estamos ahí, no estamos lejos de esos primeros lugares, siempre nos hemos mantenido, en la semifinal también fue difícil enfrentar a Borregos Chihuahua que nos tuvieron dos veces en la lona y lograr levantarse el equipo, la verdad habla bien de ese trabajo”.
Es por lo anterior que el equipo poblano se mantendrá alerta, con la ilusión de regresar a la final en el 2015, lo que de concretarse, se efectuaría en suelo poblano.