• Después chocó contra una patrulla donde lesionó a un policía; y provocó una intensa movilización policial por dos horas.
• Finalmente fue detenido tras una segunda persecución, cuando iba a bordo de otra unidad, chocó contra dos vehículos y así fue capturado.

Odilón Larios Nava.- Un borracho, el cual cuenta con dos remisiones policiales ante el Juez Calificador, se envalentonó y tras una discusión con un paramédico empleado del bar El Tigre, lo agredió a balazos en avenida Juárez y 21 Sur, la madrugada de este jueves. Luego de una intensa movilización policial, y dos choques provocados por el agresor – entre ellos uno con una patrulla – el responsable fue capturado y puesto a disposición del Agente del Ministerio Público del Fuero Común.
El agresor responde al nombre de Paul Ángel G. G., de 35 años de edad, quien se encontraba completamente alcoholizado. Fuentes extraoficiales indicaron que este sujeto es empleado de la empresa de seguridad privada: “Seguridad y Protección Industrial y Ejecutiva S.A. de C.V. (SPIE).
Trascendió que este sujeto junto con su esposa, quien también estaba alcoholizada, intentaron ingresar al antro El Tigre a las 03:00 horas, pero les fue impedido el acceso por el personal del bar, además de que estaban ebrios, el bar había cerrado.
Este sujeto se quedó en la zona y cuando alrededor de las 04:00 horas vio salir a uno de los empleados de nombre Armando V., quien se dirigió a la esquina que conforman la 21 Sur y Avenida Juárez, lo interceptó para reñirle, pero sacó la peor parte. Armando anotó las placas del vehículo Volkswagen, Passat, color negro, modelo 2012, con placas XVN-44-83 del estado de Tlaxcala.
En ese momento Paul Ángel regresó armado y disparó en cinco ocasiones contra Armando, el empleado del bar. Las balas le entraron y salieron en la mano izquierda, pierna derecha y dos balazos en el antebrazo derecho, mientras que una bala quedó incrustada en su pierna derecha.
El agresor montó su vehículo y escapó. Comenzó entonces una persecución policiaca, el agresor condujo su unidad en sentido contrario y en la 13 Sur y 19 Poniente chocó contra una patrulla de la Policía Estatal, la PEP-544, en donde resultó lesionado pero no de gravead el oficial José Alfredo M. V., el cual fue atendido y llevado al hospital ISSSTEP.
El borracho descendió del vehículo y lo vieron escapar por la 13 Poniente y 11 Sur. Después alrededor de las 06:00 horas, fue reportado por un taxista, quien dijo haberlo visto caminando por la 31 Poniente con dirección al bulevar Atlixco.
Y minutos antes de las siete de la mañana, otras personas reportaron a la policía que este hombre estaba en inmediaciones del Paseo Bravo, por el Gallito. Cuando la policía llegó a ese lugar, vio al hombre y hubo algunas detonaciones de arma de fuego.
El hombre abordó una camioneta Ford, Explorer, color blanco, con placas NCN-80-55 del Estado de México. Huyó por la 3 Poniente pero al llegar a la esquina con 25 Sur, chocó contra un automóvil Honda, con placas del estado de Puebla, color gris, el cual era tripulado por una mujer y su hija, a la cual llevaba a la escuela. La Explorer posteriormente se estampó contra un autobús de turismo que estaba estacionado.
Así fue como personal de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM) detuvo a Paul Ángel G. G. El examen toxicológico indicó que este hombre se encontraba en tercer grado de intoxicación etílica. Así mismo el sistema de la policía arrojó que el hombre había sido detenido en dos ocasiones pasadas por alterar el orden público e ingerir bebidas embriagantes.
Ya por la tarde, ante las autoridades ministeriales este agresor se hizo el loco y afirmaba no recordar nada de lo ocurrido. Enfrenta cargos por intento de homicidio, lesiones, daño en propiedad ajena y lo que resulte para efectos legales. Mientras tanto Armando, el empleado del bar mencionado, se encontraba hospitalizado en Traumatología y Ortopedia del Sector Salud.