• Su cuerpo fue encontrado en una zanja de aguas negras ubicada en el bulevar 18 de Noviembre a la altura de las vías del tren.

Odilón Larios Nava.- Dentro de una zanja de aguas negras fue encontrado muerto un hombre de 45 años de edad. Según los peritajes realizados por las autoridades ministeriales, el varón estaba ebrio y cayó en la zanja de aproximadamente tres metros, en la caída se produjo las lesiones que le arrebataron la vida. Lo antes mencionado ocurrió en el bulevar 18 de Noviembre a la altura de las vías del tren, con sentido a la autopista.
Por la mañana de este lunes las personas que caminaban por el lugar para llegar al parque industrial Puebla 2000, se percataron del cuerpo tendido en la zanja de aguas negras y dieron aviso a las autoridades.
Policías municipales del Sector 1 acudieron y confirmaron la presencia de un hombre inmóvil. Técnicos en urgencias médicas corroboraron que el masculino estaba muerto. Los municipales acordonaron el sitio para preservar posibles indicios.
Posteriormente acudieron los elementos de la Agencia Estatal de Investigación que fueron los que se encargaron de realizar las diligencias del levantamiento del cadáver.
Derivado de las primeras investigaciones se desprende que el hoy occiso, de nombre José Ramírez Cabañas, de 54 años de edad, había estado tomando a unos metros de donde fue encontrado muerto, algunos teporochos de la zona lo reconocieron como su cofrade. Trascendió que tenía su domicilio en la unidad habitacional Rivera Anaya, en la calle Miguel López Pérez.
Se presume que estando obnubilado por el alcohol, el hombre caminó y no se percató que en el sitio estaba la zanja de al menos 3 metros de profundidad. Las autoridades presumen que al caer se golpeó con algunas piedras, todavía intentó salir pero las lesiones que se había causado le restaron fuerzas y quedó a mitad de la profundidad de la zanja, en el lugar donde lo hallaron.