• Resultaron lesionados tres personas que estaban comiendo, una mujer es la más grave de los tres.

Odilón Larios Nava.-

Ebrio sujeto, de 19 años de edad, después del mediodía del domingo, perdió el control de la camioneta que conducía y se impactó contra un puesto de carnitas en la colonia Ignacio Romero Vargas. El percance dejó lesionadas a tres personas, dos adultos y una niña de apenas 2 años con 7 meses, además de los daños al puesto de alimentos causó afectaciones a un vehículo que estaba estacionado en el lugar.
Este domingo alrededor de las 13:40 horas se tuvo conocimiento de que en la calle Flores Magón frente al número 30, casi esquina con calle Anahuac, de la colonia Ignacio Romero Vargas, una camioneta había embestido un puesto de carnitas.
Se trató de una camioneta Chevrolet, tipo Venture, con placas de circulación TZT-24-7 del estado de Puebla, color guinda, la cual era conducida por Raúl Castillo García, de 19 años de edad, quien iba completamente alcoholizado, según reportaron los testigos de los hechos.
El propietario del local de venta de comida, el cual está en la calle frente al número 30 de Flores Magón, indicó que no vieron cómo llegó la camioneta hasta el local, sólo sintieron sus efectos, el encontronazo que se llevó a una pareja que estaba comiendo y también pasó a traer a una niña de 2 años 7 meses. El vehículo se llevó la mesa, el cazo con la carne y hasta el tanque de gas, éste último quedó bajo la camioneta a la altura del motor.
Cabe señalar que por la pérdida del control del vehículo, el borracho además terminó sobre la banqueta y causó daños a un carro que estaba estacionado metros adelante, se trata de un Volkswagen, Gol, color gris Oxford, con placas TYE-28-61 del estado de Puebla.
Los tres lesionados son: Edith Martínez Vela de 32 años de edad y su novio Enrique Rafael de 29 años, así como la niña Amaya Jimena Cuautle Martínez, de 2 años 7 meses de edad.
La pequeña fue trasladada al Hospital de Traumatología y Ortopedia, el hombre al General de Cholula y la mujer, que es la más grave de los tres, fue llevada al Hospital General del Norte.
Los testigos capturaron al responsable y esperaron la llagada de los policías municipales para entregarlo y que fuera la autoridad la que se hiciera cargo. Mientras que personal de paramédicos del Grupo Relámpagos, de Cruz Roja y de SUMA, acudieron para atender y trasladar a los lesionados.
La madre de Edith, María de los Ángeles Vela, en entrevista con este medio pidió a las autoridades aplicar todo el peso de la ley al borracho responsable de este accidente y que pague todos los gastos hospitalarios y de recuperación, pues ellos son de escasos recursos.