• Solía meter a su casa a sus amigos viciosos, se desconoce la mecánica de hechos y la identidad del, o los responsables.

Odilón Larios Nava.- Un discípulo del dios Baco fue asesinado en su propio domicilio en la colonia Valle Sur, en Atlixco. Se sabe que solía recibir en la casa a otros viciosos, adictos no sólo al alcohol sino también a las drogas. Fue degollado pero se desconoce la mecánica de hechos, así como quién o quiénes son los responsables del asesinato. El pasado martes fue encontrado en su casa, cuando dos perros le devoraban el rostro.
El hoy occiso llevaba por nombre Ignacio Valencia García, y contaba con 47 años de edad. Tenía su domicilio en la calle Vicente Guerrero número 202, en la colonia ya referida en Atlixco. Fue uno de sus primos quien fue a visitarlo el día señalado y lo encontró en el patío de la casa, tendido boca arriba, dos perros le comían el rostro.
El hombre presentaba una herida inferida con un objeto punzocortante en el cuello, el corte le llegaba de lado a lado. Junto a él estaba una silla de plástico, como si hubiera estado sentado al momento de ser atacado. A un lado del cadáver había otras sillas del mismo material, una mesa del tipo que proporcionan las cerveceras, así como vasos de plástico y envases regados.
Fue la madre de Ignacio, una mujer de 74 años de edad, la que llegó hasta el lugar para hacer la identificación del cadáver. Ella fue la que informó a la autoridad que Ignacio llevaba tres años tirado al alcohol.
Policías municipales fueron los primeros en tomar conocimiento de lo ocurrido y resguardaron el área donde yacía el cuerpo.
Se desconoce la mecánica en cómo este hombre fue privado de la vida. Sólo se sabe que fue degollado, y las autoridades ministeriales realizan las investigaciones dentro de la carpeta de investigación 15941/2017 de la Zona Centro.