Por Jesús Lemus/Puebla

El presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política, Carlos Martínez Amador, afirmó que hay tiempo suficiente para firmar un pacto de civilidad que blinde al Congreso del Estado de Puebla de las campañas políticas que arrancarán en abril.
Afirmó que la prioridad del Poder Legislativo debe ser la de presentar y avalar propuestas en favor de los poblanos, lo que no implica coartar el derecho que tienen los diputados locales para participar en las campañas políticas fuera del Congreso del Estado.
Confió que la prudencia y mesura prolifere a partir del 5 de abril cuando iniciarán las actividades proselitistas para renovar las diputaciones federales en el estado de Puebla y que corresponden a 16 escaños para San Lázaro.
Asimismo, justificó la petición del Poder Legislativo para solicitar al Consejo General del INE comprobar los antecedentes académicos y profesionales del titular de la Junta Local en Puebla Luis Zamora Cobián, al afirmar que lo importante es garantizar que habrá equidad en las votaciones de junio.
Puntualizó que el Poder Legislativo tiene las condiciones dentro de su facultad, para hacer llamados a cualquier índole de gobierno sea municipal, estatal o federal, como fue el caso del Instituto Nacional Electoral.