Por Jesús Lemus/Puebla

A dos semanas de las votaciones, la candidata del PRI-PVEM-PES al gobierno del estado, Blanca Alcalá Ruíz, condenó que sufra la “campaña más violenta de la historia de Puebla y del país”, para renovar este cargo de representación popular.
Tras realizar un recorrido por la Junta Auxiliar de San Miguel Canoa, señaló que su origen de nacimiento, las propiedades que tiene y la política social que ejerció como alcaldesa de Puebla, han sido utilizadas para atacarla en estas semanas de actividades proselitistas.
También condenó que durante su recorrido por esta junta auxiliar, brigadistas del Partido Acción Nacional (PAN), hayan provocado un intento de boicot para afectar su mitin político; sin embargo, aclaró que no caerá en ningún tipo de conflicto que ponga en riesgo a los ciudadanos.
Consideró que lo único que ha provocado el actual gobierno del estado, es la división de la sociedad y el enfrentamiento entre “unos y otros”, que no deja buenos resultados en el territorio poblano.
“Es muy lamentable que Puebla esté viviendo la campaña política más violenta en su historia y en la historia del país. Primero se me criticó por mi origen de nacimiento, critican mi gobierno como alcaldesa cuando hice una política social de cara a los poblanos y luego el asunto de mis propiedades, cuando fui la primera candidata en presentar mi declaración 3 de 3”.
Señaló que será responsabilidad del gobierno del estado y que es encabezado por el PAN, garantizar la seguridad de los poblanos para evitar cualquier situación de inseguridad en las votaciones del 5 de junio.