La Presidenta del Patronato del Sistema Estatal DIF, Martha Erika Alonso de Moreno Valle, presidió la firma de convenio con cinco empresas para la venta de 4 mil Tarjetas de Ayuda del Programa “Beca un Niño Indígena”, donde destacó que con el fideicomiso creado especialmente para este Programa, se pretende garantizar su continuidad y con ello, seguir apoyando a estudiantes de escasos recursos durante las siguientes administraciones.
Durante su intervención, Alonso de Moreno Valle, reveló que “Beca un Niño Indígena” ha logrado que gobierno, sociedad y alumnos trabajen corresponsablemente, para mejorar el rendimiento escolar, por ello, es indispensable que no se queden sin este apoyo.
“Todo el recurso se va a un fideicomiso que es auditado por un despacho experto en auditorías y mi meta es dejar los suficientes recursos para que estos niños y jóvenes sigan estudiando a pesar de los gobierno que continúen, porque creo que no les puedes cortar el apoyo cuando ellos ponen todo de su parte”, señaló.
Con el convenio signado, 3 empresas y 2 universidades se comprometieron a la venta Tarjetas de Ayuda con un costo unitario de 10 pesos, que permitirán incrementar la procuración de fondos a favor de la educación de menores indígenas poblanos.
Alonso de Moreno Valle destacó el apoyo brindado por empresas como PINTUMEX, Club Albatros Puebla y LL Studio, pero sobre todo, el de instituciones como la Universidad Interamericana y la Universidad del Valle de México Campus Puebla, para fortalecer este programa que permite darle continuidad al sueño de niñas, niños y jóvenes indígenas de culminar su formación académica.
“Es muy importante llegar y tocar el corazón de los jóvenes, que los que tienen la oportunidad de estar en una universidad, sepan que su mundo no sólo es este, que también Puebla tiene muchas carencias y que así como ellos, hay jóvenes que tienen el sueño de ser los próximos profesionistas de nuestro estado”, puntualizó.

A tres años de haberse puesto en marcha este programa, se ha dotado de paquetes escolares que contienen, útiles, zapatos, mochila y uniforme escolar, a más de 4 mil 500 niñas, niños y adolescentes que habitan en las 72 Casas del Niño Indígena y 8 Albergues Rurales de la entidad.
Cabe destacar que gracias a la suma de instituciones y establecimientos, a la fecha se han comercializado más de 65 mil tarjetas en beneficio de estudiantes de nivel primaria, secundaria y bachillerato.
Con estas acciones, el Gobierno del Estado, a través del Sistema Estatal DIF, ratifica su compromiso de impulsar la educación de infantes y jóvenes indígenas poblanos.